• Archivos

  • Archivo por días

    marzo 2015
    L M X J V S D
    « Feb   Abr »
     1
    2345678
    9101112131415
    16171819202122
    23242526272829
    3031  
    • 679,184
  • Comentarios recientes

    Manolo en Hasta luego amigo Fran…
    La importancia histó… en Crónica de la presentación del…
    Dolores en Hasta luego amigo Fran…
    Maldito fuego traici… en Hasta luego amigo Fran…
    Holi Julio, ¡qué gan… en Abierto el plazo para la inscr…
  • Meta

  • Categorias

Crónica de la presentación del libro de “presas de Gran Canaria”

PRESENTADO EN EL CÍRCULO CULTURAL DE TELDE EL LIBRO “SIMÓN BENÍTEZ PADILLA MAESTRO DE PRESAS”, DEL AUTOR JAIME J.GONZÁLEZ GONZÁLVEZ

por Jesús Ruiz Mesa

Una de las obras que reflejan el mundo de las presas y la importancia que para Gran Canaria ha tenido su construcción es la escrita por Jaime J. González Gonzálvez, geógrafo, escritor e investigador de la historia y construcción de estas grandes obras hidráulicas, en esta última edición expone la biografía y obra: “Simón Benítez Padilla maestro de presas”, que fue presentada el pasado jueves 26 de febrero en el Molino del Conde sede del Círculo Cultural de Telde.IMG_7495-001

El ingeniero teldense Fernando A. Ojeda Pérez presenta al autor: “Amigos, amigas es una doble satisfacción presentar hoy a Jaime, autor de este libro que es el octavo de distintas presas, ya lleva siete anteriores a este de Simón Benítez Padilla, y doble satisfacción porque el que haya escrito un libro sobre Simón Benítez Padilla, antes hablábamos de la Biblioteca que estaba en la Plaza del Pilar Nuevo y actual en la nueva Biblioteca Insular del Cabildo. Jaime González es un prolífico estudioso de las grandes presas canarias, Licenciado en Geografía e Historia, Geógrafo desde el año 1997, Master en Urbanismo y Ordenación del Territorio desde 1998 y es vocal colaborador del Comité Nacional Español de Grandes Presas (CNEGP), investigador privado de presas con multitud de publicaciones editadas con algunas obras todavía inéditas para el gran público. Para mí es el que más sabe de presas en Gran Canaria,  es gestor de la página web www.presasgrancanaria.com única en su género en Canarias con abundante y contrastada información sobre este tema, de obligada visita para aquellos estudiosos que quieran adentrarse en las obras hidráulicas.

El libro que ha escrito sobre Simón Benítez Padilla nos lo va a expresar en el estudio de las presas, documentos y la vida de esa gran persona que fue don Simón Benítez Padilla, director insular de obras y que nos demuestra que a veces los títulos no lo hacen todo, porque Simón Benítez era ayudante técnico de Obras Publicas, lo que hoy se llamaría un ingeniero de Obras Públicas, Benítez Padilla en la Biblioteca tenía como 30.000 libros. Que una persona acumule tal cantidad de libros es asombroso. Un libro que escribió en el año 1959aunque publicó el año 1947, primero unas memorias y un libro que se volvió a editar en 1992, en edición facsímil: Gran Canaria y sus Obras Hidráulicas, es un libro que recomiendo, asombroso. Era una persona que se preocupaba por todo, experto en geología, de una enorme amplitud de conocimientos.

Jaime entre algunas de las investigaciones publicadas o inéditas tiene: Chira la Presa Desconocida, presa que pertenece al Cabildo aunque la gestiona actualmente el Consejo Insular de Aguas. También en el 2015, Registro de las Grandes Presas Canarias en Explotación, Islas Canarias X Jornadas Españolas de Presas del Comité Nacional Español  de Grandes Presas, Registro de las Grandes Presas en Explotación en la Isla de La Gomera Islas Canarias. Simón Benítez Padilla maestro de presas, que es la publicación que se presenta. Singularidades y Evolución Técnica en la Ingeniería de Presas en las Islas Canarias, Revista de Obras Públicas. Construcción de Grandes Presas en las Islas Canarias presentadas en la Comisión de Grandes Presas en Kioto (Japón) en el año  2012. Presa de Chira, Presa de Derivación, Presa de Embalse en Gran Canaria, Presa de Soria, una Historia de Proyectos e Informes y Notas Informativas, Gran Canaria 1935-1972. La Presa de la Cueva de Las Niñas en Majada Alta, Gran Canaria. Las Grandes Presas de Gran Canaria, presentada en el 2008 en la Expo de Zaragoza formando parte de la Cultura del Agua que presentó  el Gobierno de Canarias.

Decirles que aquí tenemos un estudio de las presas como no lo hay en las Islas Canarias. Las presas, piensen ustedes que en el año 1969, la isla de Gran Canaria  se decía que tenía un pozo, por cada km2, es decir, del orden de 1.535 pozos. Pero en presas es la número 1 en toda Canarias, de hecho tiene más presas. Lo que llamamos, Grandes Presas, a partir de 15 metros el muro de cerramiento, no sólo en el número de presas por km2, en España es un referente, La Gomera y Gran Canaria. Las presas son muy importantes en la generación que viene en camino y no solo como almacén de agua, no sólo como recolectoras de sus propios cauces,  el agua no es agua de lluvia sino de pozos y galerías también. Las presas del norte se utilizan como almacén. Aunque el futuro de las presas será el de la energía, Chira-Soria es un ejemplo más de los que podríamos  tener en la isla, cuando el día de mañana la energía sea fotovoltaica, eólica, cambia de palabra renovable a alternativa, actualmente no son alternativas, eso en esta isla está resuelto utilizando nuestras presas. Muchas gracias”.

Interviene el autor de la obra que se presenta, Jaime González Gonzálvez expone: “Gracias por venir y voy a presentar por primera vez porque no suelo presentar los libros, por la web o por el periódico que se publicó un buen documento. Agradezco al Círculo Cultural y a los colaboradores que hacen posible sacar una edición de un libro que al fin y al cabo es la historia del diseño y construcción de presas en la figura de Simón Benítez Padilla, el técnico desconocido que es como la punta iceberg  de lo que verdaderamente hizo Simón desde los años veinte hasta que se jubiló en los años 60. De hecho después de jubilado continuo involucrado en algunas cuestiones de presas y después como técnico de Fomento y Cultura.

Su gran labor la desarrolló prácticamente desde los años 30 a los 50, nada más entrar en el Cabildo el año 1927, en apenas tres años, aunque no oficialmente, se convirtió en el director del Servicio de Vías y Obras y ya oficialmente en el año1932. Él era ayudante de Obras Públicas pero lo podemos considerar como Ingeniero de Presas. Hay un texto de Fernando Sainz Ridruejo que dice que si algo tenía Simón Benítez Padilla, ese don de gentes y ese tacto fino que tenía para hacer amigos, tener buenas relaciones con todos los que vinieran relacionados con el territorio y sobre todo con el tema de las presas.

Si algo pasó con él fue el desarrollo de la geología de presas, de  ahí los conocimientos de geología, sus trabajos que hiciera en 1938 el primer mapa a escala 1:100.000 de geología  de la isla d Gran Canaria. Por eso planteo que es un técnico desconocido y quedan muchas facetas por investigar  en el campo de las galerías, carreteras, pozos, etc. Muchos buscaron el asesoramiento de Simó para muchos proyectos, y no solo ingenieros, sino Comunidades, Heredades, Ayuntamientos y particulares.

La figura de Simón cuando uno va estudiando y viendo los proyectos se da cuenta de que Simón tiene un papel destacado en el diseño de presas como otros ingenieros que también diseñaron más presas que él, pero lo interesante es que vistas sus publicaciones que tuve que consultar durante la carrera, cómo llega a impactarme la figura de Simón cuando realizo el estudio inédito, salvo lo que aporto hasta la fecha en el libro, de la Presa de Chira, que es una tesis sobre la concepción y nacimiento de esta presa, porque se la asigno a él que fue el verdadero ideólogo de esta presa, en la que al contactar con la familia aparecen una serie de documentos interesantísimos y sale la obra, y seguirán apareciendo documentos que aparecen asociados a expedientes que no se llegaron a ejecutar.

Estudiar la presa de Chira es estudiar la presa de Ayagaures porque fue una ejecución en bloque hecha por el propio Cabildo, lo que pasaba a una afectaba a la otra. El libro dividido en dos partes en una primera parte que hago en conversación técnica con los 15 proyectos que él firmó entre el año 1929 y 1932, ahora hay dos proyectos más que suben a 17. De esos proyectos yo he señalado los que se ejecutaron, algunas presas han desaparecido  por os usos del suelo. La Presa del Salto del Negro quedó enterrada, y la Presa del Lasso desapareció hace tiempo con la ampliación de la Ciudad de Las Palmas.

Hay un cuadro antiguo que recoge la rotura de la presa de Granadillar o la Presa del Toscón, en la subida de San José del Álamo. Esta presa se rompió en el año 1934 y fue la primera rotura en el siglo XX en España, causó ocho víctimas y lo que se aporta en el libo es un análisis completo de comentarios y análisis que se recogieron a lo largo del siglo XX con respecto a la rotura y lo cerramos con  un documento inédito que ha aparecido  en el Archivo personal que guarda la familia d Simón Benítez Padilla, porque apareció el informe que encargó el juez. Simón recogió comentarios del reconocimiento ocular y análisis de la obra destruida, debido a causas originales de menor cimentación profunda en una de las partes, el terreno se agrietó y por un primer llenado completo tiene lugar la rotura por subpresión. En el cauce tenía una cimentación importante de seis metros, pero el empotramiento en su ladera derecho no tenía suficiente cimentación y fue lo que generó la rotura.

De sus grandes obras terminadas está la Presa del Pintor, una interesante presa ejecutada en los años 30, finalizada veinte años más tarde, debido a que la construcción de presas a veces se extiende en el tiempo. Es una presa donde ya apreciamos que el talud de aguas arriba ya no es vertical tiene una ligera inclinación. Primeras imágenes en blanco y negro de la cimentación del cauce y empotramiento de las laderas, donde se aprecian el desarrollo de las obras, fotos de un valor incalculable ya que son las más antiguas y dan testimonio de la envergadura de dichas obras. Construcciones iniciales en el uso de mamposterías hidráulicas uso de cal y cemento y el resto del cuerpo mampostería ciclópea, mortero de cal.

Otras presas como la Presa de Lugarejos, que diseña en un primer proyecto, que posteriormente tuvo un recrecimiento,  una presa de 30 metros y tenía un paramento de aguas abajo liso y con paramento de aguas arriba con talud. Lo interesante es que la comunidad paró la obra a los 29 metros y posteriormente se optó por hacer un recrecimiento de 10 metros, proyecto aprobado por un ingeniero vasco presista, el que más proyectos firmó en la isla de Gran Canaria, pasando de 30 a 40 metros y el mismo ancho de coronación y los mismos taludes, respetando todo el diseño de Simón Benítez Padilla, lo que demuestran que los cálculos primitivos de la presa de Simón eran muy buenos y óptimos para llegar a esa altura.

Otra presa interesante y que todavía se puede ver es la Presa de Piletas, aunque prácticamente está acorralada por los usos urbanos de la Ciudad de Las Palmas, pero ha quedado enclavada entre la circunvalación y el barrio de Piletas. Presa inacabada que siempre ha tenido una explotación con éxito, Simón precisamente habla de las diferencias geológicas entre los dos estribos, que se aprecia bien en el paisaje en dos márgenes bien diferenciados uno más permeable que el otro permeable. Una de las cosas más importantes que se dieron cuenta los primeros geólogos que vinieron a hacer informes del Estado sobre Canarias en los años 30 fue que si los cauces eran permeables habría que impermeabilizarlos. Hay presas que son auténticas joyas en cuanto a la impermeabilización para evitar pérdidas del agua y la que más la de Casablanca que es una joya de la impermeabilización del vaso, evitando las grietas, fugas y peligros posteriores.

La presa del Salto del Negro, que era una presa inacabada con un proyecto de 20 metros de altura, se quedó en 11,15 y posteriormente ha desaparecido. La presa del Lasso apareció en los inventarios como una gran presa pero no llegó a tener los 15 mts de altura, inacabada por parte del Cabildo a la que estaba asociada a la Granja del Cabildo que tenía en esa zona de la Vega de San Cristóbal.

La primera parte del libro es un inventario que aporta información de la evolución de las presas, diseños, alturas, construcción ya que todas no son iguales. La segunda parte es más compleja, pero más interesante porque vemos a un Simón Benítez Padilla que deja de trabajar para la parte privada, a pesar de que ya estaba en el Cabildo desde el año 1927 y en el 1932 le nombran director del Servicio de Vías y Obras, aunque él sigue asesorando y colaborando y esto es muy importante. Simón tomaba personalmente los datos sobre el terreno y se engrandecía con las dificultades y búsqueda de las soluciones ante estos grandes proyectos, como buen investigador.

En el libro se aportan informaciones, comentarios, impresiones, imágenes, planos, dibujos, sobre estas presas, como la del Sabinal que es la última presa que queda entre los Barrancos de Telde hasta el Guiniguada, Lomo del Capón, Lomo del Sabinal. La del Sabinal es la más antigua de todas éstas, proyecto de 1918 y ya estaba construida en el año 1929, típica presa antigua muy esbelta de taludes con paramento aguas arriba vertical y desde que se construyó la circunvalación ubicada encima del gran depósito de Las Palmas. Se sigue llenando con una explotación marginal o residual.

Presa de Casablanca, cuyo vaso está impermeabilizado al 90% con diferentes materiales y diferentes accesos. Presa cuto vertido es a lo largo de toda la coronación de la presa desviada en su salida por un hueco lateral, importantes los aliviaderos. Otra presa la de Los Dolores o de Francisco Guerra en el Barranco del Tarajal. Presa de Nuestra Señora del Rosario, muy antigua por el escalonado que presenta y otras características. En libro aporto el estudio de los tres planes de Obras  Hidráulicas que hay entre el año 1935 y 1946.

El libro presentado, una de las mejores obras escritas sobre la historia de la construcción de presas en Gran Canaria como expone en su índice el autor, la biografía de Simón Benítez Padilla, Maestro de Presa y una conversación técnica con lo proyectado, 1929-1932, presas que marcaron el devenir de la necesidad de retener y almacenar el liquido elemento que discurre ocasionalmente por los barrancos de la isla: Presa del Toscón, del Pintor, de las Goteras, de los Andenes, de Jiménez, de Cubas, de Andújar, de Doña Ana, de Lugarejos, de Piletas, de Casas Blancas, del Salto del Negro, del Lasso, de los Ajos, de los Alfaques.

Y como director de presas desde la Corporación Insular 1932-1964, incluye en esta edición: Embalses. El técnico desconocido. Presas propuestas en el Plan de Obras Hidráulicas (1935). Presa de las Peñitas (1937). Presas propuestas en el Plan de Obras Hidráulicas (1938). Presas en Ariñez (1943). Presa de Cuevas Blancas (1953). Presas propuestas en el Plan de Obras Hidráulicas (1946). Presa de Simón Benítez Padilla (Chira).

Jaime González acerca de la gran obra de Chira, expresa: Simón Benítez Padilla fue el ingeniero “constructor” de la Presa de Chira, que es, a mi juicio, la última presa antigua de mampostería ciclópea construida en Gran Canaria. Su decisión de construir una presa de embalse en el Barranco de Chira, os proyectos y planes, el camino de servicio, el Chalet, la finca de 1 Ha, así como la dirección de todas las obras durante las tres etapas de construcción  del muro y sus obras complementarias y auxiliares, y lo demás, es el material que tenemos a nuestro servicio para reconocer que Chira puede ser reconocida como la Presa de Simón Benítez Padilla. En mi opinión, un nombre adecuado para honrar, a través de un monumento de ingeniería de fábrica pétrea, la extensa labor desarrollada por nuestro maestro de presas insular con las obras hidráulicas construidas en Gran Canaria [presas, canales, estanques, minas, galerías, tuberías, pozos, etc]. Durante la batalla del agua.

Finaliza la presentación así como la obra de 190 páginas, prologada por Juan Gómez Benítez, con una serie de notas aclaratorias referentes de lo contenido en cada capítulo, y una propuesta en la que el autor, Jaime González Gonzálvez, expresa: “Por la magnitud y singularidad de las obras hidráulicas proyectadas, construidas o dirigidas en Gran Canaria por Simón Benítez Padilla, nuestro gran maestro de presas se merece la creación de un centro cultural y museístico donde los ciudadanos y turistas puedan observar, analizar y apreciar proyectos de obras hidráulicas, mapas, planos, memorias técnicas, informes, cuadernos de campo, fotografías, etc. Una casa-museo apara que su obra, técnica y humana, y la de otros presistas, esté al servicio de los ciudadanos y dirigida a la actividad cultural y la investigación histórica de nuestro gigantesco, único y espectacular patrimonio hidráulico. Pero soy de la opinión de que la concepción y nacimiento de la CASA-MUSEO SIMÓN BENÍTEZ PADILLA debería ser un trabajo de conjunto. Una labor de todos.

Simón Benítez Padilla es un referente de la historia hidráulica de Gran Canaria y sólo por su gran labor como presista se merece que a partir de ahora la Presa de Chira también se la conozca como la magna PRESA DE SIMÓN BENÍTEZ PADILLA”.

Desde luego esta obra es una forma de acercarnos al paisaje desde el cual en numerosas ocasiones cerca o lejos, al pie de las sinuosas carreteras que circunvalan nuestra geografía isleña, asomados a las cumbres de nuestra tormentosa orografía, o asomando tras los pinos, eucaliptos, abrazando sus paramentos y taludes las laderas, cerrando las profundas gargantas de barrancos que muestran nuestra geología, o  escondidos sus restos tras las líneas de protección de las autovías, dejando ver el perfil del coronamiento de estas presas, con la alegría de verlas llenas, con la esperanza de mejores años de aguas, dejándonos disfrutar de una entorno que muchas veces nos hace reflexionar y estimular el pensamiento sobre la grandeza de nuestra isla y la belleza que mana, que inspira el deseo de repetir la visita a esos lugares tan recónditos e inhóspitos.

Sentir y respirar la isla por la visión de estas grandes obras, de las presas que calman la sed de los campos. Se lo debemos a uno de sus grandes creadores, a don Simón Benítez Padilla. Enhorabuena al autor de este libro que francamente merece la pena leer, es la historia de nuestro Patrimonio Hidráulico, de nuestras presas y su repercusión en el paisaje, y de la propuesta de futuro que hicieron hombres como aquellos que amaron su isla por encima de todo, conocían bien su tierra, el comportamiento de su climatología, las consecuencias de largos años de sequias, que no se rindieron ante las dificultades iniciales del desafío que presentaba la naturaleza orográfica de la isla, que supieron ver el futuro y lucharon por hacer realidad sus proyectos y obras ante las necesidades urgentes del agua. Ellos lo lograron y Simón Benítez Padilla fue uno de los grandes precursores y realizadores de estas obras, merecedor del reconocimiento que el autor del libro presentado en el Círculo Cultural de Telde, Jaime González Gonzálvez, propone para perpetuar la memoria de Simón Benítez Padilla, maestro de presas. Muchas gracias.

 

Jesús Ruiz Mesa, colaborador cultural Telde www.teldeactualidad.com Círculo Cultural de Telde. Casa Museo León y Castillo y R.S.E.A.P.G.C. Telde 26 de febrero 2015

 

Anuncios

Una respuesta

  1. […] información fluye desde, Diario del viajero, IAgua, Aguas Gran Canaria, Turcón, Sendabiosfera, Ecologistas en Acción y Hola Islas […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: