• Archivos

  • Archivo por días

    mayo 2017
    L M X J V S D
    « Abr    
    1234567
    891011121314
    15161718192021
    22232425262728
    293031  
    • 683,907
  • Comentarios recientes

    ELENA en Encuentro entre senderistas
    Honorio en Barranco de Fataga, hoy i…
    Manolo en Hasta luego amigo Fran…
    La importancia histó… en Crónica de la presentación del…
    Dolores en Hasta luego amigo Fran…
  • Meta

  • Categorias

Visita a la presa de Cuevas Blancas

El próximo sábado, día 13 de mayo, el Colectivo Turcón hará la visita didáctica a la Presa de Cuevas Blancas.

Nivel bajo… con unos 3 km de longitud.

Horario de salida de la guagua: 9:30 h.  salida desde LPGC y a las 10h. desde Telde Parque Franchy Roca.

Inscripciones desde hoy a las 14:00 horas en la Casa de la Juventud de Telde, teléfono 928-68.06.86.

Encuentro entre Cabo Verde y Turcón

Llevan una semana con nosotros. Turcón quiere divulgar las fotos, vídeos, etc. que son un recuerdo maravilloso de este hermanamiento.

En el siguiente enlace vamos a ir subiendo todo el material generado desde el pasado viernes, día 21 de abril que aterrizaron hasta su último día de viaje (viernes, 28 de abril).

Entra aquí…  https://goo.gl/photos/gmmp9z2qLeQ4AFZT6

“Caminheiros Sem Fronteiras” es una asociación de caminantes y senderistas del archipiélago hermano de Cabo Verde.

Sus integrantes, 48 personas, vienen de las 10 islas (Santiago, Santo Antão, Boavista, Fogo, São Nicolau, Maio, São Vicente, Sal, Brava y Santa Luzia) que forman ese país.

Llevan entre nosotros una semana recorriendo parajes y lugares simbólicos de Gran Canaria. Guiados por el Colectivo Turcón-Ecologistas en Acción, a lo largo de su visita han caminado el barranco de Los Cernícalos, Moya – La Villa verde. El lunes tuvieron una recepción en el Ayuntamiento de Ingenio y recorrieron sus hermosas calles históricas. Conocieron el sur turístico, la Charca y las dunas de Maspalomas, los palmerales de Fataga y Santa Lucía de Tirajana. Vegueta y las playas de Las Palmas de Gran Canaria también ha sido uno de los puntos de referencia en su viaje.

Su visita se contextualiza en los protocolos de colaboración que Turcón desarrolla con colectivos y asociaciones de la región biogeográfica de la Macaronesia (Azores, Madeira, Cabo Verde, África Noroccidental). El conocimiento de esta tierra y los valores comunes son algunos de los objetivos de estos hermanamientos medioambientales.

 

Encuentro entre senderistas

La ruta de La Montañeta, realizada por el Colectivo Turcón en la que participaron los integrantes de la asociación de Cabo Verde “Camineros sin fronteras”, resultó de la más interesante.

7,8 kilómetros de longitud, cuatro horas de ruta y mucha diversión y aprendizaje. 

El ITINERARIO DE LA RUTA fue el siguiente: Canal-Acueducto de Trujillo-Presa/Embalse de Trujillo-La Montañeta (Cruz – 434 m.a.) Lomo de Los Dragos- Cuesta del Drago-Caserío de Los Dragos (Palmeral)-Camino de Los Dragos (Plataneras) Los Tableros-Las Cuevas-El Pagador (El Roque). 

Moya.  Nuestra ruta fue por el municipio de Moya. Tiene una superficie de 31,87 Km2, que se extienden desde la costa hasta la cumbre en forma de cuña irregular, encajada entre los cauces de los barrancos de Moya y Azuaje, alcanzando su altitud máxima en Los Moriscos (1.771 m). Posee 38,85 Km. de perímetro municipal y la longitud de sus costas es de 4,22 Km. La capital municipal es la Villa de Moya que, localizada a una altitud de 490 m, dista de la capital insular 22,5 km. Esta Villa Verde, tiene unos 7.816 habitantes (2016).

Acueducto de Trujillo: Son construcciones para transportar el agua de un sitio a otro salvando los desniveles del terreno. Comenzaron a construirse porque el canto rodado de los barrancos es filtrante y hacía desaparecer el agua de los cauces. Por esta razón a finales del verano se impermeabilizaba el cauce con arcilla construyendo un pequeño acueducto de piedras secas sobre un mortero de barro. Estos acueductos improvisados duraban lo que tardaban en llegar las lluvias del invierno y se volvían a hacer cada año, si las crecidas del barranco lo derriban. (Benítez Padilla, S., 1992:187). Luego empezaron a levantarse sobre pilares o arcos que mantenían el canal sobre el que pasaba el agua. Los canales solían estar hechos de madera, (como es el caso del Acueducto de Las Canales) y se fabrican con toscas, piedras de reducido tamaño, arena y cal (Acueducto de Las Canales) o de sillería (como el Acueducto de Trujillo).

La Platanera.

El cultivo del plátano parecer ser que comenzó en el sudeste asiático, entre la India y Malasia; en el siglo V pasaría al continente africano procedente de Madagascar y de ahí se extendió por las costas del Mediterráneo, ya en el siguiente siglo. En Canarias, algunos opinan que fue introducido a partir de África Occidental (Guinea), posiblemente por expedicionarios portugueses, a principios del siglo XV (según Álvarez de la Peña, 1981), otros piensan que fueron los ingleses los encargados de su difusión inicial en la región, incluso hay autores que mantienen que esta variedad era ya conocida en el archipiélago a fines del siglo XVIII (Martín Ruiz et al., 1991).

Por su parte, en el municipio de Moya en concreto, el cultivo de plátanos se da en la zona costera, principalmente en Cabo Verde y Los Dragos, donde predomina una agricultura intensiva dedicada a la exportación con numerosas parcelas de plataneras.

Durante décadas, la industria del plátano fue protagonista del crecimiento económico del archipiélago. Actualmente, el plátano se ha consolidado como el cultivo más importante de Las Islas Canarias, que se vende bajo la denominación de “Plátano de Canarias”.

El caserío de Los Dragos. Se cree que antiguamente debía de existir ahí una vegetación en la que predominaban los dragos. Sin embargo, y a pesar de la preocupación existente desde el siglo XVI por proteger el drago desde la promulgación de las Ordenanzas del Concejo de 1531, la vegetación ha desaparecido en la actualidad. El Drago (Dracaena draco), es una especie vegetal típica del clima subtropical presente en la Macaronesia, aunque su mayor población se localiza en el oeste de Marruecos.

En Canarias hay dos especies de drago. El primero es Dracaena draco, conocido desde hace varios siglos como “drago macaronésico”, “drago de Canarias”, entre otras denominaciones. Por su parte, la segunda se descubrió en 1998 y fue denominada como Dracaena tamaranae o Drago de Gran Canaria, que es exclusiva de esta isla, por lo que fue declarada especie endémica de Gran Canaria.

Nuestras próximas actividades:

13 de mayo:

  • Presa de Cuevas Blancas

21 de mayo:

  • Palmeral de El Brusco

 

Ruta urbana. La huella del azucar en Telde

Después de la charla de la semana pasada en el Círculo Cultural y dando continuidad al Taller Interpretativo sobre los valores de Los Picachos de Telde, se programa para este viernes 3 de marzo a las 17 horas, y con punto de encuentro en la Plaza de San Gregorio – Telde, el “Recorrido urbano por la historia de los Ingenios Azucareros de Telde”. Se recuerda que es una actividad de asistencia libre y gratuita.img_2915

Esta ruta urbana estará guiada y dinamizada por el licenciado en geografía e historia José Ángel Rodríguez Fleitas que dará contenido, situación e interpretación a los diversos hitos relacionados con las huellas de la caña de azúcar en el municipio, el momento histórico y su vigor económico en Canarias. 

Un recorrido por la historia de Telde

Un recorrido por la historia de Telde

A finales del siglo XV, recién finalizada la conquista de la Gran Canaria, se introducía en las islas el cultivo de la caña y la elaboración del azúcar.

Telde fue uno de los lugares donde esta actividad económica alcanzó un mayor desarrollo, en especial en el barrio de Los Llanos.

La puesta en marcha y posterior desarrollo del ciclo económico del azúcar supuso una transformación fundamental del paisaje natural, la creación de una nueva trama urbana y, en definitiva, la creación de una nueva sociedad, que tenía como base esta actividad económica que generaba grandes beneficios.

Este ciclo económico sin embargo no perduró mucho en el tiempo, entrando en decadencia a finales del siglo XVI. Esta es la causa principal de que sean pocas, a día de hoy, las evidencias materiales que sobreviven del mismo.

Imagen de archivo de las pilastras de Los Picachos

Uno de los pocos vestigios que se conservan de esta actividad son los restos arquitectónicos conocidos como Los Picachos, que dan nombre a este sector del barrio de Los Llanos. Estos picachos parecen corresponderse con los pilares de un acueducto que proporcionaba la energía hidráulica para mover un ingenio o molino  para triturar la caña de azúcar.

Sin embargo, estos no son los únicos restos que aún pueden reconocerse en la zona de esta actividad. Un recorrido por las actuales calles del barrio de San Gregorio nos permite vislumbrar algunas huellas de esta actividad ancestral y reconstruir un paisaje natural y humano ya desaparecido.

Este recorrido forma parte de un Taller interpretativo sobre los valores de Los Picachos, junto con la charla “Los valores históricos, culturales y económicos de los ingenios azucareros de Telde” organizados por el Colectivo Turcón Ecologistas en Acción con motivo del 23 aniversario del derrumbe parcial de los restos de Los Picachos, para sensibilizar a la opinión pública del valor patrimonial de estos restos y demandar de las administraciones públicas su efectiva conservación y restauración.

Los valores históricos, culturales y económicos de los ingenios azucareros de Telde

por Jesús Ruiz Mesa

La caña de azúcar en Canarias, la historia de una planta y su cultivo  que en muchas ocasiones ha sido motivo de monográficos, coloquios, debates, conferencias, exposiciones, estudios, investigaciones arqueológicas,  que han sido recopilados y publicados en ediciones, que nos acercan a este tema de gran importancia como lo fue para la cultura y economía con repercusiones en la sociedad del siglo XVI, el cultivo de la caña de azúcar en nuestra isla y mantener aquella producción agrícola industrial capaz de sobresalir entre otras, con un mercado predominante en la Europa de aquel tiempo.

Sobre este tema central se centró la charla taller que impartió el Licenciado en Geografía e Historia y especialista en Arqueología, José Ángel Rodríguez Fleitas, organizado por el Colectivo Turcón Ecologistas en Acción e impartido en el Molino del Conde sede del Círculo Cultural de Telde, que tuvo lugar el viernes 24 de febrero.

Una ocasión al mismo tiempo para entender la necesidad de un nuevo Encuentro con la Historia, con el vínculo reivindicativo por el rescate de Los Picachos, restos y señas del ingenio azucarero en la que cada año hay una cita para, mirando a nuestra propia historia, mostrar la necesidad de tomar acciones para preservar uno de los puntos significativos y emblemáticos de Telde y de la isla, donde surgieron los antiguos mecanismos y procedimientos para el proceso de la elaboración del azúcar como resultado del extenso cultivo de la caña que por aquel entonces ocupaba estos territorios. El ingenio de Los Picachos que, a pesar del tiempo y su deterioro, aún conserva los pilares o torres, soporte de las conducciones de agua que por gravedad caían hasta la muela o piedra donde era triturada la caña. Telde tiene una deuda con su historia y es necesario conservar este último legado cultural, en la recuperación y restauración de lo que fue el ingenio azucarero de Los Picachos.

Con el apoyo de sugerentes imágenes que informaron gráficamente de la procedencia, establecimiento, adaptación y evolución de la caña de azúcar y sus procesos de elaboración  Rodríguez Fleitas expresó los inicios de esta cultura en 9.000 a. C. durante el neolítico, cuando ya el humano buscaba y obtenía la preciada miel de panales escondidos o entre árboles para alimentarse o “endulzar” su alimento, ya existía el gusto ancestral por la miel. Se muestra dentro del arte rupestre dibujos de esta acción como la situada en la Cueva de la Araña, en Bicorp, Valencia (9.000-6.000 a.C.). La caña de azúcar (Saccharum Officinarum), tiene un origen silvestre en Nueva Guinea y Sudeste Asiático, de ahí pasó a China, India, Egipto, Persia, la trajeron enviados de Alejandro Magno, en principio con un valor medicinal extraordinario. En el siglo X se introduce en Al Andalus, zonas de Granada, Motril, Málaga, La Axarquía y es exportada a toda Europa.

Este cultivo fue introducido en las Islas Canarias a través de Madeira, a raíz de la conquista a fines del siglo XV. Durante unos cien años a finales del siglo XVI, la actividad económica de las Islas Canarias girará en torno al cultivo de la caña, su elaboración y transformación para producir azúcar y su posterior comercialización en los mercados europeos.

La caña se transformaba en azúcar y otros derivados en los ingenios azucareros, unos primitivos complejos industriales. En torno a los mismos se asentaba una mano de obra que empleaba, siendo así el origen de algunos de nuestros pueblos y barrios. El barrio de Los Llanos de Telde tuvo su origen en los ingenios azucareros instalados en el lugar.   La principal maquinaria empleada en los ingenios era la prensa para triturar la caña, en los llamados trapiches o molinos azucareros de tracción animal. Los ingenios más importantes utilizaban la fuerza del agua (molinos hidráulicos) para moler la caña. El ingenio, además, comprendía otras dependencias necesarias en el proceso de elaboración del azúcar y sus derivados.

En la isla de Gran Canaria son numerosos los topónimos que se conservan y que hacen referencia al pasado azucarero: la Villa de Ingenio, (cuyo escudo municipal representa un ingenio azucarero), Ingenio de Santa Lucía, Ingenio Blanco en Guía, Trapiche de Firgas, Almatriche en Las Palmas de Gran Canaria, etc. Un cultivo que originó una verdadera forma de vida estableciéndose en los mejores terrenos escogidos para su cultivo. Lamentablemente de esta importante actividad pocos son los restos que han perdurado hasta la actualidad. Con las últimas investigaciones arqueológicas, excavaciones y búsqueda de edificaciones destinadas a los ingenios se han podido localizar y sacar a la luz vestigios de cómo eran y funcionaban sus mecanismos, materiales utilizados, y las razones de su ubicación y su entorno. En Agaete aparecen los restos del ingenio, su acueducto y formas azucareras del mismo. Como último hallazgo el ingenio de Soleto en Guía.   Sigue leyendo

Turcón convoca Taller interpretativo sobre los valores de Los Picachos de Telde con charla y ruta urbana.

Turcón Ecologistas en Acción contara con el apoyo del licenciado en geografía e historia y especialista en arqueología José Ángel Rodríguez Fleitas para ofrecer un Taller Interpretativo sobre “Los valores históricos, culturales y económicos de los Ingenios Azucareros de Telde”. Tendrá una primera parte de charla-Coloquio a celebrar en el Círculo Cultural de Telde, situado en la calle Roque 119, San Gregorio-Telde, el viernes 24 de febrero a las 20 horas; siendo la ruta urbana “Recorrido urbano por la historia de los Ingenios Azucareros de la Ciudad” el viernes 3 de marzo a las 17 horas, con encuentro en la Plaza de San Gregorio y finalizando en la zona de la cantonera de Los Picachos.

Cartel del Taller Interpretativo sobre Los Picachos

Cartel del Taller Interpretativo sobre Los Picachos

Esta es una convocatoria más de los ecologistas de Turcón que viene como siempre, desde hace veinte y tres años emplazando a la ciudadanía sensibilizada y comprometida con la historia y los valores patrimoniales de la ciudad de Telde a verse reflejada en la recuperación de uno de sus hitos históricos, y su trama urbana, ser elemento señero de la muestra y signo de la historia vivenciada de los antiguos ingenios azucareros que dieron abundancia y esplendor al archipiélago.

En esta ocasión volvemos a entender la necesidad de un nuevo Encuentro con la Historia que auné al acto de reivindicación por el rescate de Los Picachos, con otra propuesta en clave divulgativa, reconociéndonos en los retazos de la narración histórica como una manera de llamar la atención de los vecinos/as de Telde y crear conciencia, colaboraciones y alianzas ciudadanas.

José Ángel Rodríguez Fleitas, buen conocedor de los ingenios azucareros y de Los Picachos nos situara en la historia y en el momento actual como inicio del Taller interpretativo con la charla sobre “Los valores históricos, culturales y económicos de los Ingenios Azucareros de Telde” el viernes 24 de febrero a las 20 horas en el Círculo Cultural de Telde, en acto con entrada libre y gratuita.

Y ya completando el taller el 3 de marzo, tendremos el “Recorrido urbano por la historia de los Ingenios Azucareros de la Ciudad”, el punto de reunión será la Plaza de San Gregorio a las 17 horas de la tarde.

También se hablará de las últimas gestiones sobre la declaración de Bien de Interés Cultural BIC que se viene pidiendo desde hace tiempo al departamento de patrimonio del Cabildo Insular de Gran Canaria y de los vericuetos administrativos y burocráticos de tal medida.

Turcón Ecologistas en Acción llama a la participación en este Taller Interpretativo como manera de seguir sensibilizando sobre la conveniencia de la recuperación y restauración de Los Picachos de Telde y su puesta en uso público y cultural.

Continuamos fieles a la concentración anual para salvaguardar las estructuras del Ingenio Azucarero de Los Picachos

En esta ocasión se concentrarán el viernes 17 de febrero a las 18 horas en el mismo lugar de cada año, la cantonera de agua situada enfrente de Los Picachos.

Se cumple el veinte y tres aniversario de la caída de una de las pilastras, y el estado de lo que resta amenaza con posibilidad de seguir el mismo camino. Siempre por estas fechas Turcón Ecologistas en Acción y las personas sensibilizadas por el patrimonio histórico se concentran pacíficamente en Los Picachos solicitando desde hace tantos años intervenciones que estabilicen lo existente, la restauración de la columna caída, la declaración de tan singular espacio como Bien de Interés Cultural BIC y la puesta en valor como elemento visitable y de interpretación de una parte importante de la historia de Telde y de Canarias.

Banner convocatoria concentración Los Picachos 2017

Banner convocatoria concentración Los Picachos 2017

Tantos años de desidia y falta de sensibilidad con la historia y los elementos arquitectónicos y culturales visibles, hacen que día tras día el bien a proteger se desmejore. También en los espacios aledaños, en el subsuelo de lo que vemos hoy en día, muy de seguro haya un material histórico de una valía que no podemos ni imaginar; de ahí la urgencia de acometer un plan de etapas en la restauración, declaración como BIC, y la recuperación de Los Picachos y la propiedad de la trama urbana cercana, asunto que cuanto más tiempo pasa más se dificulta.

Los Picachos son unos pilares que sustentarían un elemento transversal a los mismos. Este elemento transversal debió ser un canal de madera. A través de este canal se transportaría agua por gravedad, procedente de un depósito o naciente natural situado a una cota superior. La diferencia de altura entre los pilares le daría una inclinación al canal, lo que posibilitaría aumentar la velocidad del agua y, por tanto, su fuerza. Estamos, pues, ante los restos de un acueducto del que se conservan sólo los pilares de piedra, habiendo desaparecido el canal y otros elementos sustentantes de madera. Pero hay más; también se conservan unas paredes de piedras situadas entre los pilares y lo que parece ser un cubo de molino, elementos todos que debían formar parte del mismo conjunto del ingenio azucarero aquí establecido en el siglo XVI. Además, no hay que descartar la presencia de más restos enterrados en el subsuelo inmediato, en las actuales explanadas de aparcamientos. La explotación de la caña de azúcar tuvo un gran auge durante la primera mitad del siglo XVI, cuya demanda procedía principalmente de Europa. Por lo que los Picachos, son un fiel testigo del florecimiento y riqueza que aportó, contribuyó y fomentó el desarrollo económico, no sólo de esta ciudad, sino de la historia económica de Gran Canaria.

Las ricas plantaciones del cultivo de la caña de azúcar, y la construcción de estos ingenios azucareros, hicieron posible que Telde fuese la pionera en explotar y exportar este producto a Europa.

Todo esto convierte a Los Picachos en un sitio histórico de extraordinario interés y apuntar que debe ser preservado, restaurando los restos que existen, posibilitando el estudio arqueológico de su entorno para delimitar su alcance, para así, una vez recuperados y documentados los restos, revertir este espacio a la ciudadanía como un equipamiento cultural de uso público.

En reconocimiento a todo lo expresado, este viernes 17 de febrero a las 18 horas, recordando una vez más el aniversario de la caída de parte de este Ingenio Azucarero tendremos el XXIII Encuentro con La Historia con una concentración colorista y animada, con clara intención de sensibilizar a la población y a los gestores culturales que deben tomar la decisión de acabar con tantos años de olvido e inoperancia.

 

A %d blogueros les gusta esto: