Razones para un no al Teleférico del Nublo en Selva de Doramas

Nuestros invitados no piden que Tejeda sea mártir de la conservación, pero tampoco se permita un atentado a un símbolo de los gran canarios.

El turista busca espacios de naturaleza, silencio y zonas rurales conservadas, reflexionan en un momento de la conversación radiofónica.

La Selva de Doramas el programa de Ecología, medio ambiente y patrimonio del Colectivo Turcón inicia este nuevo encuentro con las ondas radiofónicas en Radio Cibelio con un breve análisis de la aprobación del Catalogo de Especies en el Parlamento de Canarias y como siempre los primeros datos para poder averiguar el enigma de la semana.

Los invitados en esta ocasión son Guillermo, Juan Carlos y Santiago, creadores del FACEBOOK sobre el NO AL TELEFERICO y dinamizadores de la campaña en contra de la instalación del mismo. Nos explican que están por el desarrollo sostenible de la Comarca de Tejeda y por su dinamización económica con proyectos que respeten su entorno.

No dejaron de ver las implicaciones que tiene el estar en plena Reserva de la Biosfera, Parque Rural del Nublo y Monumento Natural del Nublo y la existencia de informes técnicos que impiden la instalación del teleférico.

El tema musical a cargo de Faneroque y la resolución del enigma,  en esta ocasión sobre la foca monje nos sirve para dar final al programa.

Para escuchar este programa, pulsa en el enlace.

http://www.ivoox.com/razones-para-no-al-teleferico-del-nublo_md_289098_1.mp3″

Si por el contrario deseas escuchar otros programas emitidos haz clic sobre este icono

Teleférico, desarrollo y sentido común

Faustino García Márquez

La Provincia, 23-03-2010

En el Nublo no se puede instalar un teleférico. Entre otras razones, porque lo prohíben expresamente las Normas de Conservación de este Monumento Natural, que fueron aprobadas en diciembre pasado por la Cotmac y entraron en vigor hace dos meses, tras publicarse en el Boletín Oficial de Canarias. En la zona de “uso moderado” que constituye el grueso del Macizo del Nublo, el artículo 33 de las Normas define como usos y actividades prohibidas “todo tipo de nueva construcción” y “la ubicación de infraestructuras que no respondan a labores de conservación y gestión del Monumento Natural”.

La prohibición no es caprichosa: el Roque Nublo es el hito paisajístico más singular y simbólico de la isla y dispone de una amplia cuenca visual, formada por un arco de 20 kilómetros de longitud que va desde Altavista al Montañón, por todo el borde de la Caldera de Tejeda, y que se continúa por Pajonales, Sándara, Tauro, Los Marrubios, la Mesa del Junquillo y la de Acusa, y puede admirarse desde La Aldea, Inagua, Maspalomas o el Teide.

Los jueves, milagro.

Los municipios cumbreros llevan decenios desangrándose, perdiendo población, actividad y patrimonio económico, ambiental y cultural. Y esto no se resuelve con planes rectores de uso y gestión. Tampoco, por desgracia, con soluciones mágicas, con infraestructuras milagrosas como una carretera o un teleférico, y menos aún cuando pueden dañar a los valores que, justamente, constituyen el tesoro diferencial del centro de la Isla. Y a cambio de beneficios mucho más que dudosos.

Sigue leyendo