La crisis deja en la cuneta la solidaridad

Los recortes en cooperación amenazan la alimentación, la asistencia médica o la educación de millones de personas – Las cifras del hambre vuelven a dispararse en contra de todos los compromisos

ORIOL GÜELL

El País, 15/10/2008

La misma crisis que ha secado al sistema financiero internacional amenaza ahora con sumir en la más severa de las miserias a cientos de millones de personas en todo el mundo, que podrían quedarse sin la comida y la atención médica con las que sobreviven o ver como se desvanecen las herramientas básicas con las que tratan de engancharse al desarrollo económico.

La misma crisis que ha secado al sistema financiero internacional amenaza ahora con sumir en la más severa de las miserias a cientos de millones de personas en todo el mundo, que podrían quedarse sin la comida y la atención médica con las que sobreviven o ver como se desvanecen las herramientas básicas con las que tratan de engancharse al desarrollo económico. «Los efectos de esta recesión se extenderán a todo el planeta», alerta la ONG Save The Children. «Con la escasez y el encarecimiento de alimentos en África y Asia, nuestros cooperantes ya están luchando para salvar a decenas de miles de niños de morir por desnutrición. La situación podría derivar en una auténtica catástrofe si, como es previsible, gobiernos y particulares recortan ahora sus ayudas».

Sigue leyendo