Mostramos nuestra contrariedad y registramos alegaciones al Anteproyecto de Ley del Suelo de Canarias

  • Nos posicionamos en contra del proceso llevado, tanto en la redacción como en la no metodología participativa, solicitando en sus conclusiones y determinaciones finales, a la Consejería de Política Territorial del Gobierno de Canaria, la paralización del proceso de tramitación hasta tanto exista un debate en la sociedad canaria que redunde en beneficio del territorio y la mejora y simplificación del marco normativo desde un planteamiento integrador y de visión de las políticas urbanísticas, de suelo y protección del territorio en clave autonómica y de unidad territorial.

  • Esta propuesta de Ley no resuelve los problemas del territorio de Canarias y, en algunos casos, los agrava, creando una autentica barra libre de los municipios sobre los modelos territoriales, de crecimiento y planeamiento del suelo; concluyen los ecologistas en un extenso documento compuesto por diecinueve folios, presentado en tiempo y forma.

  • El martes, día 26 de abril acabó el plazo para formular las alegaciones pertinentes en trámite de información pública reglada.

    img_43894

         Los ecologistas de Turcón aun reconociendo el poco tiempo, la complejidad y lo enrevesado del Anteproyecto de Ley (480 artículos), imposible de abordar en un periodo de información pública tan reducido y sin crear desde la administración un verdadero debate de recogida y puesta en común de aportaciones, centran sus criticas de posicionamiento y contrariedad en nueve apartados argumentando sus fundamentos y simplificando sus acciones, toda vez que confían en poder aportar algunas cuestiones nuevas en fases posteriores, pues no se debe cerrar este procedimiento sin incidir en una mayor participación pública y ciudadana, pues podría estar incurriendo este gobierno en un acto de manifiesta irresponsabilidad al tramitar una norma de este rango sin mayor pena ni gloria .

En determinados apartados se aleja de la legislación nacional

         Así, el Colectivo Turcón apostilla que la Evaluación Ambiental Estratégica  es una de las debilidades del Anteproyecto toda vez que contraviene la legislación nacional (Ley 21/2013, de 9 de diciembre, de evaluación ambiental (BOE núm. 296 de 11 de Diciembre de 2013) que unifica el derecho comunitario en torno a los procedimientos de evaluación ambiental establecidos en la Directiva 2001/42/CE, de 27 de junio, sobre evaluación de las repercusiones de determinados planes y programas en el medio ambiente, y en la Directiva 2011/92/CE, de 13 de diciembre, de evaluación de las repercusiones de determinados proyectos públicos y privados sobre el medio ambiente, donde radica la génesis de la Evaluación Ambiental Estratégica (EAE) y se configura como un instrumento de prevención que permite integrar los aspectos ambientales en la toma de decisiones de planes y programas públicos, en clara discrepancia con legislación de superior rango normativo y contraviniendo los principios inspiradores de estas legislaciones sectoriales que en última instancia lo que pretenden es la protección y la catalogación de los usos territoriales. Sigue leyendo