Turcón vuelve a solicitar la declaración del Conjunto Arqueológico de Los Picachos en el término municipal de Telde como Bien de Interés Cultural – BIC

En escritos remitidos conjuntamente al Cabildo Insular de Gran Canaria y al M.I. Ayuntamiento de Telde donde pide que se incoe y tramite de manera definitiva, segura y ágil una nueva declaración de BIC para Los Picachos de Telde, y además que mientras se incoa y tramita dicho documento de protección se tomen medidas preliminares de guardia, custodia y defensa del BIC. Igualmente que estas administraciones procedan a realizar un informe económico de valoración o tasación sobre el valor real de la parcela que en estos momentos se encuentra en litigio entre propietarios y entes públicos.

picachosEn un informe minucioso los ecologistas de Turcón detallan las razones por las que hacen esta solicitud a la vez que también describen las caracteriscas del BIC a declarar y confían que después de haberlo intentado en otras ocasiones, esta sea la definitiva y que podamos celebrar que las instituciones terminan por conseguir la declaración de BIC para Los Picachos de Telde y realizar una intervención de recuperación y dignificación de tan importante hito histórico para Telde y toda Gran Canaria.

Se aporta a esta nota informativa y de difusión la totalidad del documento presentado a las administraciones referenciadas, como elemento de claridad y compromiso de este grupo que ya adelanto hace algo menos de un mes que en estas fechas realizaría la presentación institucional de la petición y la información a los ciudadanos y ciudadanas de las gestiones. Seguiremos atentos y vigilantes al trámite administrativo y ejerceremos nuestro derecho a que concluya satisfactoriamente.

Texto que se cita en la solicitud presentada:

“El yacimiento arqueológico de Los Picachos se encuentra en el casco urbano de Telde, en la zona de expansión del barrio de Los Llanos de San Gregorio, a la que ha dado nombre. Estos restos arquitectónicos como yacimiento arqueológico, están debidamente catalogados y por tanto gozan de protección legal, estando especialmente prohibida cualquier actuación que suponga daños a su conservación.

La parcela en la que se sitúa está delimitada al norte por la calle Picachos, al este por la calle 8 de marzo, al sur por dos bloques de viviendas y al oeste por la calle Juan Negrín. Dentro de la misma se encuentran además el conocido como Tanque de los Picachos, un segundo estanque más pequeño, una antigua explanada de aparcamientos y, en el vértice noreste, un solar acotado utilizado como almacén-cobertizo y depósito de maquinaria de obras. Es en este último espacio donde se encuentran los restos arquitectónicos conservados, aunque no se descarta que se puedan localizar en el subsuelo más restos arqueológicos sepultados bajo tierra. Sigue leyendo

Los Picachos de Telde, recogiendo los cachos de una historia maltratada

Un año más, con sorna, algo de resignación y mucha voluntad, un grupo de incondicionales nos volvemos a reunir en un “Encuentro con la historia”, fieles al ritual de cada 14 de febrero, Turcón Ecologistas en Acción y DEPACA celebran, o mejor dicho denuncian, la caída de una de las torres de Los Picachos demandando su protección, restauración y puesta en uso.

No queremos Los Picachos a cachos

*Juan Jiménez Alemán

Veintiún años dan para mucha imaginación (los que lleva caído este bien cultural) y hasta para un derroche de “creatividad combatiente”; así las llamadas de atención han pasado desde pelucas, “capirotes en forma de picachos”, cascos de obreros reconstructores de estructuras históricas, reproducciones del ingenio azucarero, expuestos y luego presentado en el registro del ayuntamiento, pasando también por charlas y actividades de divulgación. Múltiples han sido las puestas en escena para mentalizar y crear un estado de opinión activo y de defensa de este bien patrimonial.

Todo esto en tan largo periodo de tiempo y con tantas celebraciones de la “Caída del Picacho” ha convertido nuestro trastero en un “museo de pancartas” con diversos y variados mensajes, pero siempre con un mismo fin, recuperar del olvido estas estructuras del siglo XVI, asociadas al ingenio azucarero allí situado; parafraseando a la inigualable Celia Cruz y con su licencia, reconvertimos y transformamos su “Azúcar, no hay cama para tanta gente” en un “no hay muro para tanta pancarta”, con el paso de los años, muro, paramento, frontis o vallado perimetral se nos queda corto para expresar y exponer los mensajes y demandas anuales. Abundantes son también nuestros archivos gráficos y de solicitudes escritas presentadas ante el Ayuntamiento de Telde y el Cabildo de Gran Canaria a la espera de una culminación exitosa o una victoria por desgaste en las filas de los gestores y mandatarios incrédulos.

Se acercan periodos de confrontación electoral y nos corroe la duda si los nuevos inquilinos de las Casas Consistoriales serán capaces de desenredar los vericuetos administrativos y burocráticos de un asunto largamente enredado y, en última instancia, convertir Los Picachos de Telde en un espacio de uso público que muestre de forma didáctica esa parte de la historia relacionada con los ingenios azucareros, el azúcar y la cultura del agua en Canarias.

Ante la incapaz gestión del Ayuntamiento de Telde y la nula intervención del Cabildo Insular que se eterniza en el tiempo sin conseguir librar el solar donde se encuentran Los Picachos, ante unas negociaciones que tasan la propiedad en su valor pero no consiguen cambiar la titularidad de la misma y ante la pasiva aptitud de los responsables municipales que parecen negados a mostrar una postura de firmeza en la consecución de este estratégico espacio urbano para un uso social, expositivo y cultural. Desde Turcón seguimos hoy, igual que ayer, desde una opción propositiva y activa intentando desde la mentalización y la reivindicación social cambiar el rumbo de las cosas, y dar el justo valor histórico y patrimonial a este singular espacio.

Mientras tanto en Los Picachos de Telde y en los terrenos anexos siguen los retazos de una historia maltratada, esparcidos a cachos sin que los gestores políticos y culturales encuentren voluntad y coraje para devolver el esplendor perdido y una nueva manera de contar y mostrar la historia a sus ciudadanos-as y visitantes.

*Juan Jiménez Alemán
Secretario de Turcón Ecologistas en Acción

Concentración en Los Picachos de Telde para demandar actuaciones sobre el antiguo ingenio azucarero

TURCÓN-ECOLOGISTAS SE CONCENTRARÁ CERCA DE LOS PICACHOS DE TELDE PARA DEMANDAR ACTUACIONES QUE SALVAGUARDEN LAS ESTRUCTURAS DE UN ANTIGUO INGENIO AZUCARERO.

Será el próximo sábado, día 11 de febrero, a las 11 horas.

Este año se cumple el décimo octavo aniversario de la caída de una de las pilastras, y siempre por estas fechas Turcón-Ecologistas en Acción y las personas sensibilizadas por el patrimonio histórico se concentran pacíficamente en Los Picachos.

Son muchos años sin hacer absolutamente nada, y como se ha demostrado en otros lugares es posible que en las cercanías y el subsuelo de lo que vemos hoy en día aun haya material histórico de una valía que no podemos ni imaginar.

Los Picachos son unos pilares que sustentarían un elemento transversal a los mismos. Este elemento transversal debió ser un canal de madera. A través de este canal se transportaría agua por gravedad, procedente de un depósito o naciente natural situado a una cota superior. La diferencia de altura entre los pilares le daría una inclinación al canal, lo que posibilitaría aumentar la velocidad del agua y, por tanto, su fuerza. Estamos, pues, ante los restos de un acueducto del que se conservan sólo los pilares de piedra, habiendo desaparecido el canal y otros elementos sustentantes de madera. Pero hay más;  también se conservan unas paredes de piedras situadas entre los pilares y lo que parece ser un cubo de molino, elementos todos que debían formar parte del mismo conjunto del ingenio azucarero aquí establecido en el siglo XVI. Además, no hay que descartar la presencia de más restos enterrados en el subsuelo inmediato, en las actuales explanadas de aparcamientos. La explotación de la caña de azúcar tuvo un gran auge durante la primera mitad del siglo XVI, cuya demanda procedía principalmente de Europa. Por lo que los Picachos, son un fiel testigo del florecimiento y riqueza que aportó, contribuyó y fomentó el desarrollo económico, no sólo de esta ciudad, sino de la historia económica de Gran Canaria.

Gracias a las ricas plantaciones de este cultivo, y la construcción de estos ingenios azucareros, hicieron posible que Telde fuese la pionera en explotar y exportar este producto a Europa.

Todo esto convierte a Los Picachos en un sitio histórico de extraordinario interés que desde esta asociación no hemos dejado de divulgar cuantas veces nos ha sido posible, la última en el ciclo de patrimonio organizado por Turcón en el Club Prensa Canaria con la intervención de Valentín Barroso Cruz y su trabajo en el ingenio de Las Candelarias de Agaete, que dio hilo para mostrar el valor del ingenio de Los Picachos y apuntar que debe ser preservado, restaurando los restos que  existen,  posibilitando el estudio arqueológico de su entorno para delimitar su alcance, para así, una vez recuperados y documentados los restos, revertir este espacio a la ciudadanía como un  equipamiento cultural de uso público.

Atentamente.

El Presidente de Turcón Ecologistas en Acción