• Archivos

  • Archivo por días

    julio 2017
    L M X J V S D
    « Jun    
     12
    3456789
    10111213141516
    17181920212223
    24252627282930
    31  
    • 688,572
  • Comentarios recientes

    Sauver l'eau na… en Turcón y su presidente Honorio…
    Multa para Turcón po… en Apropiación y entubado de las…
    Saltan las alarmas c… en Los manantiales: próxima …
    ELENA en Encuentro entre senderistas
    Honorio en Barranco de Fataga, hoy i…
  • Meta

  • Categorias

Ruta urbana. La huella del azucar en Telde

Después de la charla de la semana pasada en el Círculo Cultural y dando continuidad al Taller Interpretativo sobre los valores de Los Picachos de Telde, se programa para este viernes 3 de marzo a las 17 horas, y con punto de encuentro en la Plaza de San Gregorio – Telde, el “Recorrido urbano por la historia de los Ingenios Azucareros de Telde”. Se recuerda que es una actividad de asistencia libre y gratuita.img_2915

Esta ruta urbana estará guiada y dinamizada por el licenciado en geografía e historia José Ángel Rodríguez Fleitas que dará contenido, situación e interpretación a los diversos hitos relacionados con las huellas de la caña de azúcar en el municipio, el momento histórico y su vigor económico en Canarias. 

Un recorrido por la historia de Telde

Un recorrido por la historia de Telde

A finales del siglo XV, recién finalizada la conquista de la Gran Canaria, se introducía en las islas el cultivo de la caña y la elaboración del azúcar.

Telde fue uno de los lugares donde esta actividad económica alcanzó un mayor desarrollo, en especial en el barrio de Los Llanos.

La puesta en marcha y posterior desarrollo del ciclo económico del azúcar supuso una transformación fundamental del paisaje natural, la creación de una nueva trama urbana y, en definitiva, la creación de una nueva sociedad, que tenía como base esta actividad económica que generaba grandes beneficios.

Este ciclo económico sin embargo no perduró mucho en el tiempo, entrando en decadencia a finales del siglo XVI. Esta es la causa principal de que sean pocas, a día de hoy, las evidencias materiales que sobreviven del mismo.

Imagen de archivo de las pilastras de Los Picachos

Uno de los pocos vestigios que se conservan de esta actividad son los restos arquitectónicos conocidos como Los Picachos, que dan nombre a este sector del barrio de Los Llanos. Estos picachos parecen corresponderse con los pilares de un acueducto que proporcionaba la energía hidráulica para mover un ingenio o molino  para triturar la caña de azúcar.

Sin embargo, estos no son los únicos restos que aún pueden reconocerse en la zona de esta actividad. Un recorrido por las actuales calles del barrio de San Gregorio nos permite vislumbrar algunas huellas de esta actividad ancestral y reconstruir un paisaje natural y humano ya desaparecido.

Este recorrido forma parte de un Taller interpretativo sobre los valores de Los Picachos, junto con la charla “Los valores históricos, culturales y económicos de los ingenios azucareros de Telde” organizados por el Colectivo Turcón Ecologistas en Acción con motivo del 23 aniversario del derrumbe parcial de los restos de Los Picachos, para sensibilizar a la opinión pública del valor patrimonial de estos restos y demandar de las administraciones públicas su efectiva conservación y restauración.

Los valores históricos, culturales y económicos de los ingenios azucareros de Telde

por Jesús Ruiz Mesa

La caña de azúcar en Canarias, la historia de una planta y su cultivo  que en muchas ocasiones ha sido motivo de monográficos, coloquios, debates, conferencias, exposiciones, estudios, investigaciones arqueológicas,  que han sido recopilados y publicados en ediciones, que nos acercan a este tema de gran importancia como lo fue para la cultura y economía con repercusiones en la sociedad del siglo XVI, el cultivo de la caña de azúcar en nuestra isla y mantener aquella producción agrícola industrial capaz de sobresalir entre otras, con un mercado predominante en la Europa de aquel tiempo.

Sobre este tema central se centró la charla taller que impartió el Licenciado en Geografía e Historia y especialista en Arqueología, José Ángel Rodríguez Fleitas, organizado por el Colectivo Turcón Ecologistas en Acción e impartido en el Molino del Conde sede del Círculo Cultural de Telde, que tuvo lugar el viernes 24 de febrero.

Una ocasión al mismo tiempo para entender la necesidad de un nuevo Encuentro con la Historia, con el vínculo reivindicativo por el rescate de Los Picachos, restos y señas del ingenio azucarero en la que cada año hay una cita para, mirando a nuestra propia historia, mostrar la necesidad de tomar acciones para preservar uno de los puntos significativos y emblemáticos de Telde y de la isla, donde surgieron los antiguos mecanismos y procedimientos para el proceso de la elaboración del azúcar como resultado del extenso cultivo de la caña que por aquel entonces ocupaba estos territorios. El ingenio de Los Picachos que, a pesar del tiempo y su deterioro, aún conserva los pilares o torres, soporte de las conducciones de agua que por gravedad caían hasta la muela o piedra donde era triturada la caña. Telde tiene una deuda con su historia y es necesario conservar este último legado cultural, en la recuperación y restauración de lo que fue el ingenio azucarero de Los Picachos.

Con el apoyo de sugerentes imágenes que informaron gráficamente de la procedencia, establecimiento, adaptación y evolución de la caña de azúcar y sus procesos de elaboración  Rodríguez Fleitas expresó los inicios de esta cultura en 9.000 a. C. durante el neolítico, cuando ya el humano buscaba y obtenía la preciada miel de panales escondidos o entre árboles para alimentarse o “endulzar” su alimento, ya existía el gusto ancestral por la miel. Se muestra dentro del arte rupestre dibujos de esta acción como la situada en la Cueva de la Araña, en Bicorp, Valencia (9.000-6.000 a.C.). La caña de azúcar (Saccharum Officinarum), tiene un origen silvestre en Nueva Guinea y Sudeste Asiático, de ahí pasó a China, India, Egipto, Persia, la trajeron enviados de Alejandro Magno, en principio con un valor medicinal extraordinario. En el siglo X se introduce en Al Andalus, zonas de Granada, Motril, Málaga, La Axarquía y es exportada a toda Europa.

Este cultivo fue introducido en las Islas Canarias a través de Madeira, a raíz de la conquista a fines del siglo XV. Durante unos cien años a finales del siglo XVI, la actividad económica de las Islas Canarias girará en torno al cultivo de la caña, su elaboración y transformación para producir azúcar y su posterior comercialización en los mercados europeos.

La caña se transformaba en azúcar y otros derivados en los ingenios azucareros, unos primitivos complejos industriales. En torno a los mismos se asentaba una mano de obra que empleaba, siendo así el origen de algunos de nuestros pueblos y barrios. El barrio de Los Llanos de Telde tuvo su origen en los ingenios azucareros instalados en el lugar.   La principal maquinaria empleada en los ingenios era la prensa para triturar la caña, en los llamados trapiches o molinos azucareros de tracción animal. Los ingenios más importantes utilizaban la fuerza del agua (molinos hidráulicos) para moler la caña. El ingenio, además, comprendía otras dependencias necesarias en el proceso de elaboración del azúcar y sus derivados.

En la isla de Gran Canaria son numerosos los topónimos que se conservan y que hacen referencia al pasado azucarero: la Villa de Ingenio, (cuyo escudo municipal representa un ingenio azucarero), Ingenio de Santa Lucía, Ingenio Blanco en Guía, Trapiche de Firgas, Almatriche en Las Palmas de Gran Canaria, etc. Un cultivo que originó una verdadera forma de vida estableciéndose en los mejores terrenos escogidos para su cultivo. Lamentablemente de esta importante actividad pocos son los restos que han perdurado hasta la actualidad. Con las últimas investigaciones arqueológicas, excavaciones y búsqueda de edificaciones destinadas a los ingenios se han podido localizar y sacar a la luz vestigios de cómo eran y funcionaban sus mecanismos, materiales utilizados, y las razones de su ubicación y su entorno. En Agaete aparecen los restos del ingenio, su acueducto y formas azucareras del mismo. Como último hallazgo el ingenio de Soleto en Guía.   Sigue leyendo

Hoy te esperamos en Los Picachos

Celebramos el XX Aniversario de la inoperancia e ineficacia. Un año más  los ecologistas y amantes de la historia se concentrarán a la vez que se disfrazan de constructores para levantar un monumento a la desidia y el desatino.

Picachos2014

TURCÓN-ECOLOGISTAS EN ACCIÓN SE CONCENTRARÁ EN LOS PICACHOS DE TELDE PARA DEMANDAR ACTUACIONES QUE SALVEN Y PONGAN EN VALOR LAS ESTRUCTURAS DEL  ANTIGUO INGENIO AZUCARERO.

La convocatoria ciudadana será el viernes, día 14 de febrero, a las 17:30 horas.

Este año se cumple el XX- Aniversario de la caída de una de las pilastras, y como siempre por estas fechas Turcón-Ecologistas en Acción y las personas sensibilizadas por el patrimonio histórico se concentran pacíficamente en Los Picachos en un acto de desagravio y de reconocimiento de nuestra historia y sus señas más visibles.

Muchos son los años sin hacer absolutamente nada, y como se ha demostrado en otros lugares es posible que en las cercanías y el subsuelo de lo que vemos hoy en día haya un material histórico de una valía que no podemos ni imaginar. Mientras tanto, la parte visible de los restos del ingenio de Los Picachos sigue abandonada y sufriendo un deterioro que por su valor y por lo que significa no lo debieran de someter nuestros políticos y representantes culturales.

Los Picachos son unos pilares que en su estado primigenio sustentarían un elemento transversal a los mismos. Este elemento transversal debió ser un canal de madera. A través de este canal se transportaría agua por gravedad, procedente de un depósito o naciente natural situado a una cota superior. La diferencia de altura entre los pilares le daría una inclinación al canal, lo que posibilitaría aumentar la velocidad del agua y, por tanto, su fuerza. Estamos, pues, ante los restos de un acueducto del que se conservan sólo los pilares de piedra, habiendo desaparecido el canal y otros elementos sustentantes de madera. Pero hay más;  también se conservan unas paredes de piedras situadas entre los pilares y lo que parece ser un cubo de molino, elementos todos que debían formar parte del mismo conjunto del ingenio azucarero aquí establecido en el siglo XVI. Además, no hay que descartar la presencia de más restos enterrados en el subsuelo inmediato, en las actuales explanadas de aparcamientos, sufriendo el desprecio de unas administraciones insensibles que a sabiendas del potencial histórico-arqueológico siguen permitiendo en el lugar tan inadecuada actividad. La explotación de la caña de azúcar tuvo un gran auge durante la primera mitad del siglo XVI, cuya demanda procedía principalmente de Europa. Por lo que los Picachos, son un fiel testigo del florecimiento y riqueza que aportó, contribuyó y fomentó el desarrollo económico, no sólo de esta ciudad, sino de la historia económica de Gran Canaria. Sigue leyendo

LOS PICACHOS, PASADO Y PRESENTE DE UNA CIUDAD EN LA SELVA DE DORAMAS

Antonio Mª González Padrón, Cronista de Telde  y Julio González  participan en La Selva de Doramas y defienden medidas de protección para Los Picachos; hablan de desidia, olvido, incompetencia y falta de responsabilidad en las autoridades hacia el patrimonio histórico.

Una edición en clave didáctica, con un recorrido por la historia y la necesidad de su conocimiento, difusión e implicación ciudadana en su conservación.

 

Participantes en el programa en los estudios de RTV Cibelio

En la semana que celebramos los diecisiete años de la caída de Los Picachos de Telde no podíamos por menos que tener un especial La Selva de Doramas sobre un olvido imperdonable de la clase política canaria con la historia, los orígenes  y el avance económico de Canarias.

Para abordar este tema hemos contado con Julio González Padrón, marino mercante, delegado para Gran Canaria del Grupo Boluda, colaborador habitual de prensa escrita y digital, escritor y, sobre todo, vecino colindante con el bien cultural de Los Picachos; también nos acompaña Antonio María González Padrón, de sobra conocido por nuestros oyentes por ser el Cronista de la ciudad de Telde, licenciado en Filosofía y Letras especialista en Historia del Arte, director-conservador de la Casa museo de León y Castillo, académico correspondiente de la Real Academia de la Historia,  académico correspondiente de la Real Academia Canaria de Bellas Artes de San Miguel Arcángel y actual presidente de ACAMFE – Asociación de Casas Museos y Fundaciones de Escritores).  Como pueden deducir por sus apellidos los convocados son hermanos y además del lazo filial, les une un inmenso interés por la historia, la cultura y el patrimonio.

A lo largo del programa nos muestran sus deseos de conseguir la rehabilitación y declaración de Bien de Interés Cultural para Los Picachos y Julio nos hace partícipe de su sentir al haber visto caer la pilastra que se derrumbó el 14 de febrero de hace diecisiete años a la que le dedicó en esos momentos una sentida carta, titulada Carta al Cielo y que después de pasado el tiempo sigue teniendo la misma vigencia, en la cual se refiere a los que consienten que las cosas sigan igual como asesinos culturales por su dejadez y desidia con el patrimonio. Un escrito  de denuncia a las instituciones culpables de estos desmanes y que expresa el sentimiento que le añora por la pérdida de aquella pilastra erguida y enseñoreándose como representante de la historia de una ciudad con más de 650 años de existencia. Para nuestro interlocutor no sirven las excusas para dejar de proteger y esconderse en la cobardía para dejar de actuar.

Antonio Mª nos define la función de un cronista como la persona que trabaja por difundir y rescatar la historia, no solo la lejana sino también la más reciente, los secretos de esas páginas que se encuentran sin contar o que están humedecidas y pegadas y hay que ir separándolas y revelando su contenido a la ciudadanía.

Nuestro cronista, presidente de ACAMFE,  hace un breve comentario sobre esta sociedad con 30 casas museo y viene a decir que antes de finalizar el año estarán representadas unas 70 y además hace gestiones él y su junta de gobierno para integrar a Portugal en la entidad.

Nos responde a todos, qué son Los Picachos y su significado en la historia de Telde y la primera referencia es para el Ingenio Azucarero de Agaete recientemente descubierto y la movilización que produce en la sociedad grancanaria por conservarlo; ingenio enterrado y sacado a la luz después de una prospección arqueológica, nuestro invitado se extraña y  viene a aseverar que el nuestro de Telde lleva desde el siglo XVI a nuestros días, erguido y a la vista de todos. Continúa con un repaso por las datas de agua, las familias fundadoras de la ciudad y los repartimientos de tierras y agua, los Matos y García del Castillo, y su incidencia en el monocultivo de la caña y la pertenencia de los ingenios azucareros.

Una edición de la Selva de Doramas en los estudios de RTV Cibelio comprometida con la denuncia pública del estado ruinoso en el que se encuentra el patrimonio y así lo refiere una voz autorizada como la de Antonio Mª González que afirma que Cendro y Tara se han destruido en los últimos 30 años más que en los 400 anteriores; además viene a reseñar a las instituciones que debieran velar por la conservación y buen estado de los bienes patrimoniales como autoridades incompetentes e irresponsables.

Un programa para estar bien informado y que no debes dejar de escuchar, si es así,  pulsa en el enlace.

http://www.ivoox.com/picachos-pasado-presente-ciudad_md_548136_1.mp3″

Si por el contrario deseas escuchar otros programas emitidos haz clic sobre este icono

Ya saben que podrán escuchar el programa los miércoles a las 20:00 horas, jueves a las 7:00 horas y sábados a las 10:00 horas (atención nuevo día de emisión), en RTV Cibelio, en el 89.2 del dial para el Este y Sureste de Gran Canaria. Posteriormente nos podrán escuchar en www.turcon.org o en http://www.ivoox.com/podcast-selva-doramas_sq_f11820_1.html

Un año más de desidia y olvido para Los Picachos de Telde

LOS PICACHOS DIECISIETE AÑOS ESPERANDO.

Turcón Ecologistas en Acción, DEPACA, ciudadanos y algunos partidos políticos, se reunieron ayer delante del antiguo ingenio azucarero de los Picachos. El lema de su pancarta: “Este Ayuntamiento es una ruina”.

 

Diecisiete años y fieles a la concentración anual, Turcón y DEPACA se vuelven a reunir ante los restos del ingenio azucarero del siglo XVI de Los Picachos. Nos acompañan en esta petición que se alarga en el tiempo personas sensibilizadas con nuestro patrimonio y también el cronista de la ciudad, Antonio María González Padrón.

Después de tantos años y de muchas promesas electorales de muy diverso color político y de titulares periodísticos, seguimos viendo como el tema continua paralizado por la nula capacidad de negociación municipal y la falta de coraje del Cabildo Insular de Gran Canaria que es incapaz de sacar adelante el expediente de declaración de Bien de Interés Cultural-BIC para el ingenio azucarero de Los Picachos, dejándolo caducar en tres ocasiones sobre las mesas de los despachos oficiales.

La concentración de este año transcurrió con normalidad participando en la misma unas 25 personas que con sus pancartas rotuladas para la ocasión con lemas como; “En Telde se busca un ingenio”, “Operación Picachos. 17 años caídos. ¿Quién dimite?, “Este ayuntamiento es como Los Picachos: Una ruina. Rehabilitación ¡¡YA!!” ; venían a pedir por decimoséptima vez la toma de decisiones sobre este lugar de alto valor histórico y patrimonial y el abandono de las actitudes de desidia y oscurantismo sobre la rehabilitación y uso público del espacio.

Una vez más los concentrados solicitan la restauración y siguen sin ver que las administraciones actuantes, ayuntamiento y cabildo, tomen la más mínima medida preventiva mientras se resuelve este vergonzante desprecio a la ciudadanía y a la historia de la ciudad de Telde. El recinto privado donde se encuentran las pilastras del ingenio está convertido en un depósito de desperdicios y materiales de obras y, lo que es peor, siguen accediendo al mismo vehículos pesados con las vibraciones que los mismos producen sobre el bien monumental.

Comentario generalizado, es como en la trasera del tantas veces incoado expediente de BIC y nunca finalizado, sigue existiendo un aparcamiento de vehículos que igualmente producen los mismos inconvenientes citados con anterioridad.

Reflexión aparte merece que dicho lugar mantenga tales actividades y que a día de hoy todavía no se haya realizado un levantamiento y prospección arqueológica que de seguro pondría a la luz muchísimos datos y valores que en estos momentos se encuentran sepultados bajo tierra y mancillados por desperdicios de obras y el abandono de las instituciones que debieran velar por su conservación.

Los concentrados y las asociaciones convocantes venimos a convenir en la necesidad de actualización de los proyectos existentes para la restauración y rehabilitación del ingenio azucarero de Los Picachos, la realización de prospecciones arqueológicas y la integración de los espacios circundantes en un área de uso público con elementos que faciliten la interpretación, recreación y conocimiento de los usos históricos y su relación con la historia de la ciudad.

Quisiéramos dar por finalizada nuestra lucha por Los Picachos y que en un corto espacio de tiempo pudiéramos disfrutar de un bien cultural para uso, disfrute y orgullo de la ciudadanía, pero si esto no se produce continuaremos con fuerza, energía y determinación para seguir reivindicando lo que por su valor histórico y por justicia le corresponde.

Turcón pide al Cabildo que reactive el expediente para declarar BIC a las ruinas de Los Picachos

Canarias7, 21-4-2008

ACN Press. Las Palmas de Gran Canaria

El colectivo Turcón-Ecologistas en Acción solicita al Cabildo de Gran Canaria la reactivación del expediente de Bien de Interés Cultural para Los Picachos. Recuerda que el pasado mes de febrero se cumplió el XIV aniversario de la caída de uno de Los Picachos de Telde, “que son la parte elevada y sobresaliente del antiguo ingenio azucarero situado en este emblemático y señero lugar para la historia local e insular”.

Según los ecologistas, “justamente fue el 14 de febrero de 1994 cuando se desplomó una de sus pilastras, que aún sigue en el suelo, y lo que es peor sigue sin actuarse para contener la caída de la segunda y, por tanto, la desaparición de tan bellas e importantes estructuras históricas lo que lleva al deshonor de mancillar y no atender el legado a entregar a las generaciones venideras debidamente conservado, catalogado y en condiciones de ser apreciado y expuesto como el valor histórico y patrimonial que es”.

Sigue leyendo

A %d blogueros les gusta esto: