Danone bate récord de generación de residuos en un día

 

Uno de los mayores problemas medioambientales actuales es el vertido incontrolado de plástico que no se degrada, que no desaparece sino que se hace cada vez más y más pequeño. La mayoría de plástico mal gestionado termina en el mar y por efecto de las corrientes se va reuniendo. En el Oceáno Atlántico existen cinco áreas, de superficie con dimensiones desconocidas, donde se observa esta acumulación de plástico; mientras que en el Océano Pacífico, caso más estudiado, el plástico agregado afecta a una superficie que es el doble de todo Estados Unidos.

Se estima que cada año, en el mundo, se vierten al océano 8 millones de toneladas de plástico. Si pensamos en el peso de una botella de Actimel respecto a su volumen, podremos hacernos una idea del volumen total que supone tal cantidad de plástico en el mar. Además, debemos tener en cuenta que algunos de los componentes químicos con los que se fabrica el plástico son tóxicos y terminan incorporándose al medio mediante procesos químicos de degradación. Desgraciadamente este material no pasa desapercibido por los organismos; millones de animales de más de 370 especies de todo el mundo comen plástico, desde el plancton microscópico, pasando por cóndores, albatros, camellos, tortugas marinas, ballenas, incluso peces en la base de la cadena alimentaria de la que dependemos. Se estima que el plástico en el mar genera 100.000 muertes al año en todos los océanos del mundo.

Sigue leyendo