La costa es ya un cementerio de hormigón

El Mediterráneo tiene medio millón de casas sin vender, la mitad en España – Las urbanizaciones fantasma se extienden portodo el litoral – Los proyectos han deslavazado los municipios.

LLUÍS PELLICER

El País, 27/07/2009

algarrobicoUn enorme cementerio de hormigón. En eso se ha convertido el litoral español tras una década de boom inmobiliario. Ayuntamientos y promotoras inundaron el Mediterráneo de proyectos urbanísticos que pasearon por los salones y escaparates inmobiliarios de todo el país. Complejos que crecían a base de chalet y adosado y que cambiaron el rostro de los principales destinos vacacionales españoles. Hoy se justifican en la avidez de los inversores nacionales y extranjeros, del turismo residencial y del crecimiento demográfico, pero aun así sobran miles de viviendas. ¿Acaso esa demanda era ficticia? ¿Se pensó en las necesidades de los ciudadanos y del territorio?.

A finales de 2008, en España había 997.652 casas por vender, de las cuales dos terceras partes estaban ya terminadas. Según un informe del Ministerio de Vivienda, las provincias del Mediterráneo concentran el 47,2% de todo ese stock, casi medio millón de viviendas. Y en un contexto de crisis, pintan bastos para que sean absorbidas por un mercado que años atrás sí era una esponja. «La segunda residencia es la que más está notando las caídas en las ventas. Es lógico, los ciudadanos es de lo que prescinden primero ante las dificultades», explica Pedro Pérez, presidente del G-14, el lobby de las grandes inmobiliarias.

España podría tardar una media de unos 2,2 años en absorber todas las viviendas que aguardan un comprador. Eso si cada año se venden entre 350.000 y 400.000 casas, una cifra que ahora se antoja optimista. Ésa es la estimación que realiza el catedrático de Economía Aplicada de la Universidad Pompeu Fabra, José García Montalvo. «En algunas zonas, sobre todo en las que hay una mayor dispersión y en la costa, se tardará más, alrededor de tres años», apunta.

Sigue leyendo

Andalucía, Valencia, Murcia y Canarias, las comunidades que más «maltratan» su litoral

Greenpeace denuncia que el «urbanismo salvaje» continúa destruyendo la costa

EFE

El País, 02/07/2008

Greenpeace ha presentado hoy la nueva edición de su informe anual Destrucción a toda costa, que pone de relieve que Andalucía, la Comunidad Valenciana, Murcia y Canarias son las autonomías que más «maltratan» su litoral. La organización ecologista denuncia que el «urbanismo salvaje» sigue siendo el principal culpable de la degradación de la costa española: a los tres millones de viviendas proyectadas en 2007, ya aprobadas por los correspondientes ayuntamientos, se han sumado 137 nuevas actuaciones en infraestructuras, principalmente puertos deportivos e industriales, que van ganando terreno al mar. Además, los casos de corrupción urbanística en el litoral en el último año ascienden a 67. En ellos están implicadas medio millar de personas, un 37% de ellas son cargos públicos.

El podio de las comunidades que menos cuidan su costa lo encabezarían las cuatro autonomías citadas junto a las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla; en el segundo escalón estarían Cataluña, Baleares y Galicia «por seguir produciendo daños al medio ambiente»; y el tercer lugar sería para el País Vasco, Cantabria y Asturias por estar imitando el modelo «devastador» del Mediterráneo.

Sigue leyendo