Turcón procede a demandar a la Consejería de Industria por mermar el caudal ecológico del Barranco de La Mina.

La Mina se seca… es el lema de la campaña que han iniciado los movimientos ecologistas de Canarias para intentar rescatar el caudal ecológico que alimenta la rica biodiversidad del Barranco de La Mina, término municipal de la Vega de San Mateo, isla de Gran Canaria, una consigna que es ya un clamor popular.

 Además de las múltiples acciones realizadas y difundidas, el Colectivo Turcón acaba de presentar en el Juzgado de lo contencioso – administrativo nº 2 de Las Palmas de Gran Canaria, demanda en el procedimiento ORDINARIO, Nº 160/2017. Se trata de sustanciar lo que se anunció con fecha 15 de mayo de 2017, cuando se interpuso Recurso Contencioso –Administrativo contra la Resolución dictada por la Viceconsejería de Industria, Energía y Comercio nº 62/2017, de fecha 3 de marzo de 2017, que resolvía el Recurso de Alzada con fecha de entrada 14 de noviembre de 2016, interpuesto por  el  Colectivo  Turcón Ecologistas en Acción. Sigue leyendo

Insistimos en no aceptar las explicaciones de Industria por las aguas de la embotelladora de Tejeda

Los ecologistas pondrán esas aseveraciones de industria en manos de los juzgados.

Escorrentia Barranco de La Mina

Escorrentia Barranco de La Mina

Explican desde este colectivo han vuelto a dirigir una vez más a la Consejería de Industria en respuesta a las explicaciones dadas a tan controvertido y contestado tema, por las aguas que pretenden obtener para la embotelladora de Tejeda. Estas respuestas fueron obtenidas por las exigencias del colectivo al amparo de la Ley 27/2006, por las que se regulan los derechos de acceso a la información en materia de Medio Ambiente; a la vista que no cumplían con la Ley de Las Administraciones Públicas, que determina el derecho del ciudadano a recibir contestación a las alegaciones que se presentó a un expediente en información pública.
Los ecologistas demandan que las alegaciones que formuló al expediente de solicitud de instalar una embotelladora en el pueblo de Tejeda, expediente iniciado por el Ayuntamiento de dicha localidad. En dicha solicitud se contempla usar las aguas alumbradas en los manantiales de los nacientes el Molinillo y de la Mina, ambos ubicados en la Cuenca de Tejeda.

Turcón Ecologistas en Acción procedió a formular alegaciones, entendiamos que retraer aguas del manantial de la Mina, (del manantial del Molinillo, nos aclararon que nunca fueron trasvasadas), podría poner en peligro la biota del Barranco de la Mina, pues desde hace más de 500 años, estas aguas eran trasvasadas de la Cuenca de Tejeda a la Cuenca de las Lagunetas o sea al Barranco de la Mina. El colectivo entendía que por el principio de precaución y dado el bajo volumen de aguas que son trasvasadas desde el naciente, por precaución y sin haber el estudio pertinente, no debería de autorizarse. Nuestras alegaciones no fueron estimadas y en la respuesta obtenida por la vía de la exigencia, nos recriminaban no aportar informe pericial de lo que afirmábamos y negaban que en dicho trasvase no había entubamientos ilegales que estuvieran detrayendo aguas y que los dos litros que pensaban obtener no influirían en las aguas trasvasadas pues tenían un uso en la actualidad (propiedad del ayuntamiento), para ahora usarse para la embotelladora. Esta afirmación no es creíble para el colectivo, y recriminamos que en el Estudio de Impacto Ecológico que aportaba el expediente no se contemplaba la realidad, como es que las aguas del Naciente de La Mina son trasvasadas de tiempo inmemorial al barranco de la Mina, como no contempla el problema de los entubados en algunos casos asentados en autorizaciones y otros presuntamente ilegales, como de muchas triquiñuelas para detraer las aguas libres que bajaban por el barranco. Es más, afirmamos que si hay autorizaciones de entubados asentados en la legalidad después de aprobarse la Ley de Espacios Naturales en 1987, quedarían invalidados si su autorización ha conllevado el afectar al caudal “ecológico del barranco” Sigue leyendo