Salvar la Tronera de Gáldar

La Tronera es una cantonera situada en la calle Drago, esquina con calle Doramas, estando reconocida como Bien de Interés Cultural, catalogada como Bien Etnográfico por la FEDAC y figura en la Relación de Bienes Etnográficos Infraestructuras Hidráulicas en el Plan General de Gáldar (Ficha A.II-B 12E). Situada en el centro de la ciudad, con un entramado de bocas de reparto complejo, ubicadas a una altura considerable con respecto a la rasante de la calle. Dicho bien nos habla del valor del agua para el riego de los terrenos dedicados a la actividad agrícola.

La importancia de este sistema hidráulico se encuentra inmersa en la antigüedad de las diversas troneras existentes, se habla de nueve, entre ellas las de la Heredad de Aguas de Gáldar o las de la Casa del Agua, las más alejadas en el tiempo procedentes del siglo XVIII y las más recientes en la primera mitad del siglo XX.   

La preocupación ciudadana comienza cuando el Ayuntamiento comunica la intención de modificar la red viaria en la calle Drago, en la zona donde se encuentra la conocida por los vecinos como la tronera. Con esta finalidad solicita una modificación menor del plan general con la eliminación de la Ficha P-110 del Catalogo de Protección, Troneras calle Drago, a la vez que se pide informe a la empresa especializada Arqueología D3 que, si bien reconoce los valores patrimoniales, a renglón seguido habla de reconstrucción de la infraestructura, plegándose a los postulados mantenidos por la corporación municipal.

La Tronera junto con la Casa del Agua es un símbolo identitario del municipio con un reconocimiento patrimonial consolidado, y sin duda una reliquia del entramado hidráulico de superficie de Gáldar y como tal merece una visión de conservación in situ, además de la difusión de su valía entre la población.

Turcón toma conocimiento a través de los/as vecinos/as agrupados en Salvar la Tronera de Gáldar de sus peticiones convertidas en manifiesto, difundido en los medios y del escrito presentado al Cabildo Insular de Gran Canaria, iniciativas que apoyamos por las que solicitamos un cambio de orientación en las decisiones que pretende la mayoría de gobierno del ayuntamiento de Gáldar, en cuanto a la demolición de la tronera y su reconstrucción unos metros más atrás, toca a las autoridades municipales e insulares reflexionar sobre la oportunidad de sus acuerdos lesivos con el patrimonio.

La alternativa que se propone desde la plataforma vecinal es la peatonalización de aquel tramo de la calle Drago, concretamente desde la esquina, con calle Martinón León hasta la Tronera, que aportaría un espacio libre de tránsito rodado e indudable calidad de vida a la ciudadanía. Lo que no es de recibo es arrasar con un bien cultural por la ampliación de una calle.

Nos unimos al llamamiento realizado desde la ciudad de los guanartemes exigiendo la no demolición de la Tronera, el no a la replica de la misma, y un si a la conservación, restauración y puesta en valor de lo auténtico. La Tronera no se toca.

Patrimonio caminero de Gran Canaria. Divulgación de acciones y transferencia del conocimiento.


Ecotaller#2 Custodia del Territorio y el patrimonio caminero de Gran Canaria. Divulgación de acciones y transferencia del conocimiento.

Profesionales de diversas áreas compartirán sus conocimientos y casos prácticos para la elaboración de una agenda pública reivindicativa, una puesta en común de los futuros retos y la manera de afrontarlos.

Datos del Ecotaller#2.

Viernes, 31 de enero de 2020, de 19 a 22 horas, en el local social de Turcón, calle Reyes Católicos, nº 9, bajo, Telde.

Estos talleres cuentan con el apoyo del Cabildo de Gran Canaria, a través de la Consejería de Participación Ciudadana.

Es una actividad formativa y divulgativa. La entrada y participación es libre y gratuita.

Cuatro exposiciones: proyectos, iniciativas y problemáticas. Conócelos.

1.- Enrique Morales Hernández (Quique), Técnico Deportivo de Montaña, Director de la Escuela Canaria de Montaña, Órgano Técnico-Docente de la Federación Canaria de Montaña. Responsable de las áreas de senderos y seguridad. Nos hablará de las “Tres Eses”: senderismo, senderos y señalización, describiendo los apartados de evolución de los caminos, del uso tradicional al uso deportivo, los tipos de senderos, sus señales y elementos, los senderos adaptados y finalmente nos describirá la Red Canaria de Senderos.

2.- Miguel Molares González, ingeniero técnico industrial, nos hablará de la ruta circular del camino de la Villa de Santa Brígida por el Barranco de Los Olivos y el Barranco del Guiniguada. En el año 2016, el Ayuntamiento de la Villa de Santa Brígida a través de la Concejalía de Medio Ambiente recuperó con la colaboración del Cabildo de Gran Canaria, el recorrido por el cauce del Barranco del Colegio realizando tareas de apertura de cañaverales y desbroce para completar una circunvalación a la Villa. El firme de este circuito es diverso, encontraremos tramos urbanos, peatonales, alguno de asfalto, con otros de pistas de tierra y senderos a la sombra de grandes palmeras.

3.- Manuel Sancho Soriano, ingeniero industrial nos hablará de su trabajo de Caminos y Cruces, que lleva por titulo “El Despertar de Las Cruces, evocación del pasado”. Según nos cuenta “cada vez que realizaba un sendero y me tropezaba con una cruz, me preguntaba el motivo, su significado, …  pretendía que la cruz me «hablara» y me contara lo que escondía. Busqué una forma de desentrañar el origen de algunas cruces, a través de textos, prensa, en muchos casos insuficiente, y me tiré al campo buscando fuentes orales fidedignas y de forma inopinada, a veces, obtuve otro hilo conductor para continuar divulgando nuestro patrimonio intangible. El resultado está a la vista en el blog de Cruces de Gran Canaria”.

4.- Onelia García Marrero, abogada medioambiental, nos explicará la problemática vecinal con el Camino de Rosiana en S. B. de Tirajana. Una denuncia que se documenta lo suficiente para prosperar en los tribunales de justicia.

Una problemática en auge.

Debido al interés despertado por la temática tratada, el pasado año, Turcón realizó dos talleres bajo “La configuración del Derecho de los caminos: de la evolución histórica de su marco jurídico a su eclipse territorial”, explicando la problemática y las preocupaciones de esta asociación ecologista para recuperar y conservar el Patrimonio Caminero de Gran Canaria; además, del asesoramiento a la ciudadanía en sus casos particulares.

El primer episodio de estos talleres fue muy participativo, toda vez que existen unas enormes dudas sobre las diferencias entre servidumbres y serventías. Dos figuras jurídicas de enorme trascendencia para determinadas fincas y particulares.

La divulgación de acciones y transferencia del conocimiento se configura como una estrategia de coordinación entre la ciudadanía para afrontar futuras alianzas y elaborar agendas públicas reivindicativas.

Recordamos:

El Ecotaller#2 será el viernes, 31 de enero de 2020, de 19 a 22 horas, en el local social de Turcón, calle Reyes Católicos, nº 9, bajo, Telde.

INFORME: RIU y el falso dilema

En defensa del interés general y la conservación de la naturaleza para las generaciones futuras, la Federación Ben Magec-Ecologistas en Accion se ha personado en el expediente de costas sobre el Hotel Oliva Beach Resort, situado en un complejo dunar al norte de la isla de Fuerteventura.

Turcón-EeA lanza su programa anual para el próximo año 2020.

  • Ya está en la calle. En formato bolsillo, se reparte gratuitamente. Se puede descargar en la web turcon.es.
  • Compromiso, acción y participación para todo el año. Dieciséis actividades entre viaje, rutas de senderismo, visitas de exploración a los barrancos, concentración de Picachos, etc.
  • Como novedad para el próximo año, se reduce el precio de participación en las rutas a 10 euros. Los niños y niñas hasta doce años pueden participar gratuitamente.

Fieles a la cita y antes de acabar el año, el Colectivo Turcón, presenta el programa de actividades para el próximo año 2020 con varias novedades. Estará dedicado a los “caminos de los barrancos”.

Los barrancos como fuente de vida. Por ellos nos llega el agua, el aire, las comunicaciones. También las invasiones de los piratas. Las palmeras canarias se asentaron en muchos de ellos. Puede decirse que los barrancos organizan el territorio en nuestras islas. Constituyen la orientación, la altitud y muchos otros factores climáticos y ambientales que determinan una diversidad de paisajes de singular belleza e importancia. 24 cuencas/intercuencas se pueden identificar en Gran Canaria. Cada uno de ellas con sus tributarios. Evidentemente no podemos recorrerla todo, pero algunos hemos seleccionados como representación de esos espacios llenos de vida y cultura.

Al presentar un año más el programa de rutas de senderismo del Colectivo Turcón-Ecologistas en Acción, adelantamos la agenda de actividades. Es un espacio corto pero intenso. Un momento para animarte a conocer nuestra tierra. Tu compromiso, tu participación es el acicate perfecto para que nuestras acciones no decaigan.

Perseveramos en las queridas rutas familiares, donde los niños y niñas comienzan sus primeros pasos en la montaña. Los barrancos “al golpito” las exploraciones pedagógicas más recónditas y, por supuesto, las rutas extremas, donde la aventura y la adrenalina suben las revoluciones.

Turcón espera contar con el ánimo y participación en las rutas, acciones y actividades programadas y otras muchas aún que faltan por proyectar. Como recuerda Turcón que el compromiso y la cooperación son necesarios en este proyecto colectivo y solidario.

Final de año de trekking extremo

o

La ruta realizada por el Barranco del Salado finalizó con éxito, y con un final de año de pura aventura. Una ruta de montaña, de las denominadas de perfiles pirenaicos toda vez que requería de mucha fuerza para subir las montañas vistas.

Con esta actividad concluye el programa de rutas del Colectivo Turcón que ha realizado durante el año 2019. Ahora toca difundir y comenzar a reservar las fechas de las rutas del próximo año. Consulta nuestro programa del 2020.

El Salado, un rico espacio entre La Aldea San Nicolás y Artenara.

Lejos y cercano. Siempre ha estado ahí. El barranco de El Salado, junto al de Pino Gordo sirven de límite geográfico entre Tejeda, Artenara y La Aldea de San Nicolás. En nuestras rutas por la zona siempre lo saludamos, pero pocas veces lo caminamos. Ayer penetramos en el Salado hasta sus laderas más remotas y altas, buscando los secretos y tesoros escondidos.

Toponimía del recorrido:

Carretera GC-210 apeadero de Las Rosillas, Barranco del Salado (T.M. de Artenara), Camino Real de Tifaracá, Morro de La Atalaya (781 m.a.), Degollada de las Cañas, Montañeta del Fraile, Degollada del Humo (pista de tierra), Montaña Cueva del Humo (914 m.a.) descenso pista Cueva Nueva, desvío camino a izquierda en Lomo Carreño, La Medialuna (T.M. de Agaete), Lomo de la Huerta (sabina gigante), camino de las Cuevecillas, Cuesta de López, El Risco de Agaete.

Datos técnicos de la ruta:

Inicio de ruta: 8:54h.

Final de ruta: 16:41h.

Recorrido: 15 km

Tiempo total: 7:47h.

Punto más alto: 914 m.

Punto más bajo: 81 m.

Ascensos totales: 936 m.

La deforestación de Tifaracás

En la cota, aproximada, de 459 metros de altitud, enlazamos con el camino real del Salado-Tifaracás. Los grandes muros de piedras nos vienen a desvelar que estamos ante un camino antiguo, carretero, y que antaño funcionó como una importante vía de comunicación que sorteaba tan abrupto territorio. Probablemente, fue por aquí, y a lomo de bestias, por donde se extrajo la madera de la sobreexplotación de Tifaracás.

Tifaracás, Chifaracás, Chofaracás (variantes anteriores: Facaracás y Tijaracás), tal como especifica el libro de “La toponimia de Gran Canaria” (Cabildo de Gran Canaria, 1997), es un topónimo aborigen.

Se trata de una enorme cárcava presidida por la Montaña de Altavista (1.370 m. a.), al NE.; al norte, la Montaña Redonda (972 m. a.); al oeste, el Morro de La Atalaya (781 m. a.); y al este, el espolón rocoso de Cardocristo (1.003 m. a.).

Tifaracás es tierra de nadie; como dice un pastor, “Tifaracás es donde Cristo perdió las sandalias”, en referencia a la enorme soledad del espacio. Pertenece al municipio de Artenara. Divino el queso que hacía en Tifaracás, totalmente artesanal. En el pasado tuvo que ser una zona de abundantes pastores, con pequeños espacios habitacionales, como las Casas Viejas de Tifaracás, o las Cuevas del Toscalillo. La tala de pinos fue sobredimensionada y aún quedan ejemplares aislados que sobrevivieron a la explotación maderera.

Próxima ruta de Turcón:

Sábado, día 25 de enero de 2020.

Ruta familiar por el Barranco del Draguillo