Ruta urbana: Los Picachos, 2020

XXVI Aniversario de una lucha.

Turcón vuelve a solicitar la colaboración y participación de aquellas personas preocupadas por el patrimonio histórico.

RUTA interpretativa

“Recorrido urbano por la historia de los Ingenios Azucareros de la Ciudad”

Viernes, día 14 de febrero, a las 17horas

Punto de encuentro: viaducto de San José de Las Longueras.

Actividad formativa y divulgativa, gratuita y libre.

Turcón-EeA lanza su programa anual para el próximo año 2020.

  • Ya está en la calle. En formato bolsillo, se reparte gratuitamente. Se puede descargar en la web turcon.es.
  • Compromiso, acción y participación para todo el año. Dieciséis actividades entre viaje, rutas de senderismo, visitas de exploración a los barrancos, concentración de Picachos, etc.
  • Como novedad para el próximo año, se reduce el precio de participación en las rutas a 10 euros. Los niños y niñas hasta doce años pueden participar gratuitamente.

Fieles a la cita y antes de acabar el año, el Colectivo Turcón, presenta el programa de actividades para el próximo año 2020 con varias novedades. Estará dedicado a los “caminos de los barrancos”.

Los barrancos como fuente de vida. Por ellos nos llega el agua, el aire, las comunicaciones. También las invasiones de los piratas. Las palmeras canarias se asentaron en muchos de ellos. Puede decirse que los barrancos organizan el territorio en nuestras islas. Constituyen la orientación, la altitud y muchos otros factores climáticos y ambientales que determinan una diversidad de paisajes de singular belleza e importancia. 24 cuencas/intercuencas se pueden identificar en Gran Canaria. Cada uno de ellas con sus tributarios. Evidentemente no podemos recorrerla todo, pero algunos hemos seleccionados como representación de esos espacios llenos de vida y cultura.

Al presentar un año más el programa de rutas de senderismo del Colectivo Turcón-Ecologistas en Acción, adelantamos la agenda de actividades. Es un espacio corto pero intenso. Un momento para animarte a conocer nuestra tierra. Tu compromiso, tu participación es el acicate perfecto para que nuestras acciones no decaigan.

Perseveramos en las queridas rutas familiares, donde los niños y niñas comienzan sus primeros pasos en la montaña. Los barrancos “al golpito” las exploraciones pedagógicas más recónditas y, por supuesto, las rutas extremas, donde la aventura y la adrenalina suben las revoluciones.

Turcón espera contar con el ánimo y participación en las rutas, acciones y actividades programadas y otras muchas aún que faltan por proyectar. Como recuerda Turcón que el compromiso y la cooperación son necesarios en este proyecto colectivo y solidario.

Final de año de trekking extremo

o

La ruta realizada por el Barranco del Salado finalizó con éxito, y con un final de año de pura aventura. Una ruta de montaña, de las denominadas de perfiles pirenaicos toda vez que requería de mucha fuerza para subir las montañas vistas.

Con esta actividad concluye el programa de rutas del Colectivo Turcón que ha realizado durante el año 2019. Ahora toca difundir y comenzar a reservar las fechas de las rutas del próximo año. Consulta nuestro programa del 2020.

El Salado, un rico espacio entre La Aldea San Nicolás y Artenara.

Lejos y cercano. Siempre ha estado ahí. El barranco de El Salado, junto al de Pino Gordo sirven de límite geográfico entre Tejeda, Artenara y La Aldea de San Nicolás. En nuestras rutas por la zona siempre lo saludamos, pero pocas veces lo caminamos. Ayer penetramos en el Salado hasta sus laderas más remotas y altas, buscando los secretos y tesoros escondidos.

Toponimía del recorrido:

Carretera GC-210 apeadero de Las Rosillas, Barranco del Salado (T.M. de Artenara), Camino Real de Tifaracá, Morro de La Atalaya (781 m.a.), Degollada de las Cañas, Montañeta del Fraile, Degollada del Humo (pista de tierra), Montaña Cueva del Humo (914 m.a.) descenso pista Cueva Nueva, desvío camino a izquierda en Lomo Carreño, La Medialuna (T.M. de Agaete), Lomo de la Huerta (sabina gigante), camino de las Cuevecillas, Cuesta de López, El Risco de Agaete.

Datos técnicos de la ruta:

Inicio de ruta: 8:54h.

Final de ruta: 16:41h.

Recorrido: 15 km

Tiempo total: 7:47h.

Punto más alto: 914 m.

Punto más bajo: 81 m.

Ascensos totales: 936 m.

La deforestación de Tifaracás

En la cota, aproximada, de 459 metros de altitud, enlazamos con el camino real del Salado-Tifaracás. Los grandes muros de piedras nos vienen a desvelar que estamos ante un camino antiguo, carretero, y que antaño funcionó como una importante vía de comunicación que sorteaba tan abrupto territorio. Probablemente, fue por aquí, y a lomo de bestias, por donde se extrajo la madera de la sobreexplotación de Tifaracás.

Tifaracás, Chifaracás, Chofaracás (variantes anteriores: Facaracás y Tijaracás), tal como especifica el libro de “La toponimia de Gran Canaria” (Cabildo de Gran Canaria, 1997), es un topónimo aborigen.

Se trata de una enorme cárcava presidida por la Montaña de Altavista (1.370 m. a.), al NE.; al norte, la Montaña Redonda (972 m. a.); al oeste, el Morro de La Atalaya (781 m. a.); y al este, el espolón rocoso de Cardocristo (1.003 m. a.).

Tifaracás es tierra de nadie; como dice un pastor, “Tifaracás es donde Cristo perdió las sandalias”, en referencia a la enorme soledad del espacio. Pertenece al municipio de Artenara. Divino el queso que hacía en Tifaracás, totalmente artesanal. En el pasado tuvo que ser una zona de abundantes pastores, con pequeños espacios habitacionales, como las Casas Viejas de Tifaracás, o las Cuevas del Toscalillo. La tala de pinos fue sobredimensionada y aún quedan ejemplares aislados que sobrevivieron a la explotación maderera.

Próxima ruta de Turcón:

Sábado, día 25 de enero de 2020.

Ruta familiar por el Barranco del Draguillo

Recuperando viejos caminos

La ruta realizada ayer por el Colectivo Turcón-EeA, entre los municipios de la Villa de Santa Brígida y Valsequillo, tuvo varios alicientes. Entre ellos recuperar viejos caminos, quizás pocos conocidos, como el del Lomo del Peñón de la Negra-Cruz de Nonito, un trazado abierto para disfrute de todos los senderistas.

Los datos técnicos de la ruta fueron los siguientes: recorrido 10,5 km. Pendiente máxima 47%. Desniveles 506-921-573. Cinco horas de duración brutas.

El recorrido y su toponimía:  Villa de Santa Brígida Camino de La Grama-Canal de agua-Cruz del Gamonal- Los Barrancos-Camino del Acebuche-Lomo de Cho Ortiz (El Montañón)-Las Mesas-Cañada del Tanque Medina (bifurcación camino de la orilla)-Lomo del Peñón de la Negra-Cruz de Nonito-Lomitos de Correa-Canal de agua-La Almagrera-Los Jaguarzos-Piscina municipal.

CRUZ DE NONITO:

En el alto del Lomito de Correa muy cerca de la Cueva de Puercos, José Antonio Mayor, pastor, colocó una cruz metálica blanca tras una afección/operación que superó, como promesa personal.

Cada festividad de mayo sube con su familia a enramar la cruz.

Puede tener al menos 10 años de antigüedad. Datos recabados el día 23 de agosto de 2018.

RESCATANDO VIEJOS CAMINOS: Camino y caserío “EL ACEBUCHE.”

Un lugar remoto, entre la Villa de Santa Brígida y Valsequillo, en el lugar conocido como los barrancos,  existe un  viejo camino que une el Lomo del Montañón con los barranquillos.

Su nombre viene dado por la existencia de un viejo acebuche/ Olivo, cuyo nombre científico es  Olea cerasiformis, si bien popularmente también se lo conoce como “Olivo macho” u “Olivo silvestre” de Canarias, quizás por su semejanza con este último.

Lo cierto es que no resulta fácil diferenciarlos. Si usted quiere aprender a distinguirlos, debe saber que las hojas y los frutos del acebuche son más pequeños. La madera del acebuche tiene

buena reputación, tal como refleja el dicho transmitido por la sabiduría popular, según el cual “con el acebuche no hay palo que luche”. En el pasado se usaba para leña, aperos y ejes, así como para el juego del palo. El acebuche es una de las principales especies vegetales que componen el bosque termófilo.

Nuestras próximas actividades:

 19 de octubre, sábado: Barranco García Ruíz. Nivel alto.

 10 de noviembre, domingo: Las Magnolias. Nivel bajo.

 30 de noviembre, sábado: Gurbia. Nivel alto.

Ecologistas se encadenan a palmeras de doscientos años para evitar su traslado

Activistas del colectivo El Turcón, se encadenaron ayer a las palmeras centenarias de la Vega de San José, las cuales pretenden ser trasladadas para construir un Hiperdino y una Iglesia en su lugar.

Foto del encadenamiento

La cadena de supermercados Dinosol ha llegado a un acuerdo con la Diócesis de Canarias por la que ésta cederá parte de sus terrenos al grupo empresarial para la construcción de un supermercado con dos plantas subterráneas de aparcamientos y, como contraprestación, se construirá un centro social para Cáritas y una nueva parroquia que sustituirá a la antigua Nuestra Señora de la Vega, de 1988. Para la realización de esta obra es necesario el traslado de las centenarias palmeras que se encuentran en el terreno donde se va a construir la obra. Ya una de las cinco palmeras ha sido trasladada y es por ello que dos miembros de Ben Magec se han encadenado literalmente a las cuatro restantes. Honorio Galindo, uno de los activistas encadenados, señala que “estamos haciendo una acción directa para acabar con el vicio que tiene la administración de trasladar el medio ambiente para dar cabida a negocios particulares». Ben Magec-Ecologistas en Acción, y sus colectivos, han querido con esta acción visibilizar la repulsa e indignación que suponen prácticas como la realizada para dar cabida a diferentes obras urbanísticas. Así, Domingo Afonso, ingeniero agrícola y otro de los activistas encadenados, reivindica con contundencia que «estas palmeras de la Vega de San José no deben ser trasplantadas, tienen casi 200 años».