• Archivos

  • Archivo por días

    marzo 2018
    L M X J V S D
    « Feb   Abr »
     1234
    567891011
    12131415161718
    19202122232425
    262728293031  
    • 757.296
  • Comentarios recientes

    acampadaysenderismo en Próxima ruta al Paso de T…
    Informe de la situac… en El Palmeral de Maspalomas es…
    fincalacoruja en La defensora de La Mina
    Ruta senderismo al B… en Ruta senderismo al Barranco de…
    El potencial de los… en El potencial de los espacios n…
  • Meta

  • Categorias

  • Anuncios

Finaliza la ruta de hoy: acabamos el Camino de Santiago de Gran Canaria

El Colectivo Turcón realizó hoy la ruta entre Saucillo y Gáldar. Era el tercer tramo del Camino de Santiago.

En Saucillo iniciamos la tercera y ultima etapa de la ruta jacobea en Gran Canaria.

Etapa marcada por el asfalto hasta Hoya Pineda. Las lluvias recientes aportan al camino aromas a salvia, incienso y tederas. Plantas medicinales que se unen al sempiterno orobal. Tras dejar a nuestra espalda los verdes cultivos y bancales de la Hoya y Hacienda de Pineda, la senda a pie de risco en el barranco de Gáldar nos lleva entre guaydiles y tajinastes hasta el templo de los caballeros de Santiago de Gáldar. En  las verticales paredes que encorsetan el barranco, bejeques a esparragüeras, balillos y pasteles de risco inician sus floraciones. Un espectáculo de la naturaleza.

Centrado en la ruta jacobea, “Ventayga, el enigma del nemeth” es más que un libro.

El proyecto cultural e itinerante de José Manuel Espiño Meilán cuenta con la ayuda económica de la Consejería de Cultura del Cabildo de Gran Canaria.

En el transcurso de la acción novelada, Beneharo, un mencey desterrado en Gran Canaria, convive en paz con aborígenes canarios en el poblado de Los Canalizos, en las estribaciones montañosas de Chira.

Vio la luz el pasado octubre en Telde arropado por más de medio centenar de amigos y amigas.

“VENTAYGA, El enigma del nemeth”, es el último libro publicado de José Manuel Espiño Meilán, y se presentará en la tierra gallega del autor.

El autor, José Manuel Espiño Meilán, es un experimentado profesor y reconocido educador ambiental. En su tiempo libre, escribe y camina. Tiempo, constancia y sacrificio, necesitan ambas actividades pero en su ejecución el autor no sólo encuentra relax, placer y satisfacción sino que mantiene su relación y compromiso con el medioambiente y la divulgación y defensa del mismo, a través del Colectivo TURCÓN Ecologistas en Acción, entidad de la que fue fundador.

En palabras del autor “No me pidan que les resuma esta novela de seiscientas páginas porque no puedo. Si acaso, estos apuntes puedan aproximarles a su argumento.

Es mi primera novela, escrita hace diez años y revisada decenas de veces. Luego surgieron: “Los silencios de Punta de las Arenas”, “Un centenar de lagartos” y “Ka i ak: una isla, una piragua y unas botas de montaña”

Como primera, mantuvo siempre su esencia. Hay mucho de vivencias y recuerdos, de mundos sentidos y otros soñados. Novela pasional, novela de recreación histórica, novela de aventuras, novela de ciencia-ficción… Es posible que sólo sea una novela nostálgica que rememora momentos del pasado y procura el rescate de sendas perdidas en el transcurso de los siglos.

La trama argumental juega con dos tiempos bien  marcados:

Principios del siglo XVI, reciente aún los últimos ecos de la conquista de Tenerife –la última isla de las Canarias conquistada- y principios del siglo XXI.

La novela comienza con un encuentro casual en la calle Peregrina, en Las Palmas de Gran Canaria, hace apenas unas semanas.

Sus personajes: un arqueólogo, un hedonista, un trotamundos y un mencey, navegan a través de una trama argumental que se solapa continuamente.

Pasión, muerte, venganza, redención. Pausadas reflexiones sobre una isla que cambia a velocidad de vértigo –quinientos años lo permiten-. Un terrible naufragio. Una imagen de madera policromada. Una leyenda y un camino jacobeo.

Una isla desgranada a través de sus sendas, capaz de unir pasado, presente y futuro en una dimensión temporal inexistente.

Y un roque, Ventayga en sus orígenes  -el manuscrito de Antonio Cedeño así lo atestigua-, Bentayga rebautizado con posterioridad por la pluma de cronistas e historiadores.

Ventayga, nemeth aborigen. Roque mítico, roque altar, roque adoratorio, roque pétreo que unifica la espiritualidad de los aborígenes canarios y las tribus indígenas galaicas, pues ambos consideraban a roques y montañas, santuarios donde acercarse a sus dioses, implorar su ayuda o agradecer sus dones.

“Ventayga, el enigma del nemeth” es un enigma en sí, pues las fuerzas telúricas de la montaña nos van a llevar a campos del conocimiento desconocidos, a sensaciones extrasensoriales jamás experimentadas y a dimensiones paralelas que a muchos de los lectores les será difícil de creer.

Galería de fotos de Honorio Galindo: 

https://photos.app.goo.gl/djDHTKR8sCRJjOyJ2

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: