• Archivos

  • Archivo por días

    julio 2015
    L M X J V S D
    « Jun   Ago »
     12345
    6789101112
    13141516171819
    20212223242526
    2728293031  
    • 796.207
  • Comentarios recientes

    Jose en Diego Conde ya tiene su p…
    Presentan alegacione… en TURCÓN PRESENTA ALEGACIONES AL…
    Medioambiente: ‘Del… en Programa anual 2019. Compromis…
    La diferencia entre… en Turcón considera intolerable l…
    Directorio 15M en Denuncia a Europa: en defensa…
  • Meta

  • Categorias

  • Anuncios

Manifiesto y convocatoria de manifestación contra las regasificadoras y por las energías renovables

Manifestación “Si renovables, no al gas”

Sábado 25 de julio a las 11 horas, en la Playa de Arinaga (recorrido Hornos de la Cal – Los Barquillos)

¿Es en el presente, el gas natural, la energía primaria que mejor resuelve los problemas de dependencia, déficit y contaminación de los sistemas eléctricos de nuestras islas, cuando las renovables las tenemos aquí en Canarias y son mucho más baratas, inagotables y limpias?

Rueda de prensa presentación medios, jueves a las 12,00 horas en Parque Doramas

Cartel de la convocatoria de manifestación contra la regasificadora

Cartel de la convocatoria de manifestación contra la regasificadora

NO A LAS PLANTAS DE GAS

La introducción del gas natural en Canarias y los proyectos de construcción de dos Regasificadoras, una en Arinaga y otro en Granadilla, aparejadas con la posible ampliación del Puerto de Arinaga y la creación del macropuerto de Granadilla, suponen para quienes los sustentan una grave irresponsabilidad política. La apuesta de futuro en Canarias no pasa por atiborrarnos con combustibles fósiles pertenecientes a un modelo energético arcaico, sino por las energías renovables. Estamos hablando de instalaciones especialmente peligrosas, que tienen la obligación de cumplir estrictas medidas de seguridad y de distancia a la población más cercana, que han producido accidentes con víctimas mortales en todo el mundo, y no es difícil imaginar el desastre que provocaría un incendio accidental de esas enormes bombas inflamables. Estos proyectos constituyen un atentado ambiental, social y paisajístico para las dos islas, Gran Canaria y Tenerife; concretamente en nuestra zona afectaría a Arinaga y sus salinas, “Las Salinas de Arinaga”, Bien de Interés Cultural (BIC), con categoría de sitio etnológico, a tan solo 50 metros en las que se debe delimitar su entorno y protección, a la Casa del Pescador, a tan solo 15 metros, al litoral del municipio de Santa Lucía de Tirajana, a los Sebadales de la zona, a aves como el patinegro, a la tortuga boba; instalaciones, que en su caso, estarían a menos de 100 metros de posibles ubicaciones de empresas de la Zona Especial de Canarias (ZEC) y de las instalaciones de la depuradora de la Mancomunidad del Sureste. Proyectos que impedirían el acceso a los usuarios habituales de las inmediaciones del Puerto de Arinaga, al desarrollo del Campeonato de Windsurfing de Pozo Izquierdo y notablemente mucho más grave para los vecinos y vecinas de Arinaga que vivirían a apenas 450 metros de la presunta ubicación prevista de la Planta de Gas.

La introducción del gas natural en Canarias no es la solución, porque es un recurso fósil y nos encontramos en el momento en el que todos estos combustibles no renovables tienen que ser sustituidos. Es absurdo, antieconómico y de poca visión de futuro estar planificando, para esta segunda década del dos mil, costosas infraestructuras eléctricas para crear un nuevo mercado de gas natural en Canarias. Está notablemente demostrado y comprobado, por estudios avalados y contrastados, que la demanda eléctrica de cada isla y de las islas en general se podrían atender sin necesidad de recurrir al gas. No resuelve la dependencia energética del exterior, no solucionaría el grave déficit de los sistemas eléctricos insulares y porque no contribuye a frenar el cambio climático. Bloquea y retrasa la transición al nuevo modelo energético, desincentiva el ahorro energético y porque obstaculiza y frena el desarrollo de las energías renovables. Evidentemente está claro que la introducción del explosivo gas licuado, energía contaminante, no es el modelo energético y de respeto medioambiental a seguir, modelo que se quiere imponer cometiendo numerosas tropelías, como crear leyes para imponer instalaciones eléctricas y gaseras, infraestructuras para su transporte y depósito, impidiendo decidir a cabildos y ayuntamientos, y así evitar su oposición, si estos consideraran que van en contra del beneficio de su comunidad, favoreciendo únicamente a los intereses privados. Como todos sabemos todo esto se ha ido maquinando a raíz de que el pueblo canario se opusiera rotundamente a la instalación de las dos Plantas Regasificadoras, sumándose a dicha reivindicación los tres ayuntamientos de la Mancomunidad del Sureste de Gran Canaria.

SI A LAS ENERGÍAS RENOVABLES

Sigue leyendo

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: