Ruta familiar e infantil: El Cañaveral de Santa Lucía

Será el domingo día 22 de febrero de 2015.rutalosolivos-subiendo

Longitud: entre 4 y 5 km, ideal para principiantes y grupos familiares. Con desniveles, caminos angostos, cañas y fondo de barranco. Llegaremos a conocer el Molino de Cho Cabello, muy cerca de Ingenio de Santa Lucía, pequeño caserío que hace un mes visitamos su almazara donde se hace aceite gracias a la abundancia de Olivos.

Horarios de recogida: 9:00 horas en LPGC, zona de tierra de La Feria del Atlántico, aparcamiento junto a Gasolinera, donde se ponía el Circo.

En Telde, a las 9:30 horas, Parque Franchy Roca.

Inscripciones a partir de las 14:00 horas de hoy lunes (16 de febrero), en el teléfono de la Casa de la Juventud de Telde (928-68.06.86).

La participación cuesta 12 euros.

Niños hasta 12 años gratias

de 12 a 21 años pagan 6 euros.

Inscribete ya!

Más información en nuestro e-mail: turconsenderismo@gmail.com

Ayer en Los Picachos de Telde

FOTO NOTICIA:

DSCN0005

y ya van 21 años.

Nos acompañaron diversas personas de partidos políticos y de las asociaciones EL BLOQUE de Telde, DEPACA, Telde Responde, etc.

Entre 20 y 30 personas recordaron que allí existen unas estructuras históricas… que están dando mucho que hablar.

 

Los Picachos: 21 años de pancartas

  • Este sábado, día 14 de febrero, como todos los años, a las 11:00 horas, el Colectivo Turcón volverá a estar delante de Los Picachos para que el Ayuntamiento no se olvide.

 OLYMPUS DIGITAL CAMERA

El 14 de febrero de 1994 nos despertamos con la noticia, triste y lamentable, de la caída de una de las pilastras de la estructura conocida, en Telde, como Los Picachos.

Desde entonces, todos los años, nos reunimos allí como si plaza de mayo argentina fuera, en penitencia, para que nuestras súplicas lleguen a los oídos de algún dirigente. Por el gobierno de Telde han pasado los azules, los rojos, los castaños y, hasta unos que usaron el color verde. Nadie hace, nadie mira, nadie oye. Salvo una señora que pasa con el carro de su compra, que viene del cercano mercado agrícola. Salvo ella, el resto mira, mira y no pregunta. Las pancartas hablan por si solas, tanto, que la evolución de su color demuestra el paso del tiempo. Algunas ya están descoloridas de tantos años esperando, de tantos años de promesas.

Sigue leyendo