• Archivos

  • Archivo por días

    marzo 2014
    L M X J V S D
    « Feb   Abr »
     12
    3456789
    10111213141516
    17181920212223
    24252627282930
    31  
    • 793.442
  • Comentarios recientes

    Presentan alegacione… en TURCÓN PRESENTA ALEGACIONES AL…
    Medioambiente: ‘Del… en Programa anual 2019. Compromis…
    La diferencia entre… en Turcón considera intolerable l…
    Directorio 15M en Denuncia a Europa: en defensa…
    fincalacoruja en LA LEY DEL SUELO, UN AÑO …
  • Meta

  • Categorias

  • Anuncios

El Gobierno canario cierra definitivamente las puertas a la participación en la protección del patrimonio

Ben magec logo

Ben Magec–Ecologistas en Acción denuncia en sus alegaciones al anteproyecto de Ley de Patrimonio Histórico propuesto por el Gobierno de Canarias por la vía de urgencia, que se impedirá a la ciudadanía proponer la protección del patrimonio mediante la figura de BIC. Además, elimina la suspensión de licencias durante la incoación de los expedientes y confiere a los Cabildos la potestad de declarar los BIC, aunque las administraciones dejan de estar obligadas a protegerlos.

PDF - 238.9 KB

Alegaciones al anteproyecto de Ley de Patrimonio Histórico

Ben Magec–Ecologistas en Acción denuncia que el Gobierno de Canarias acaba de cerrar el trámite de audiencia de un nuevo anteproyecto de Ley de Patrimonio Histórico que aleja toda posibilidad para la ciudadanía de recurrir a la protección del patrimonio como herramienta de conservación, y que lo ha hecho por la vía de urgencia, en plenos Carnavales y con un periodo de participación pública acortado en quince días. Esta propuesta ha sido dirigida a las organizaciones interesadas, aunque ha sido el Gobierno canario quien ha decidido “a dedo” quiénes son estas organizaciones. La Federación ecologista, que no ha sido consultada aunque ha jugado un papel muy relevante en la protección del patrimonio mediante la propuesta de protección de BICs como Tindaya, ha presentado alegaciones a esta propuesta legislativa.

Hasta hace algunos años, cuando un bien que contaba con valores patrimoniales estaba amenazado, cualquier persona o colectivo social podía solicitar, de forma argumentada, su protección como Bien de Interés Cultural. Desde que la administración admitía a trámite su expediente hasta que finalmente se pronunciaba, se suspendían los permisos para actuaciones que pudieran afectar su integridad. Si finalmente se aprobaba su declaración, este bien quedaba protegido y la administración pública tenía el deber de custodiarlo. Según Ben Magec–Ecologistas en Acción “la Ley de Patrimonio Histórico que recogía este procedimiento se había convertido en un potente instrumento al servicio de la ciudadanía preocupada por su entorno cultural, etnográfico y arqueológico. Algunos BIC incoados a instancia de colectivos ciudadanos fueron el Camino del Socorro de Güímar, los charcos del barranco del Charco del Pino en Granadilla de Abona, el yacimiento arqueológico de El Agujero La Guancha en Gáldar, o el Ingenio de Los Picachos, en Telde, por citar algunos”.

Sigue leyendo

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: