• Archivos

  • Archivo por días

    mayo 2013
    L M X J V S D
    « Abr   Jun »
     12345
    6789101112
    13141516171819
    20212223242526
    2728293031  
    • 796.234
  • Comentarios recientes

    Jose en Diego Conde ya tiene su p…
    Presentan alegacione… en TURCÓN PRESENTA ALEGACIONES AL…
    Medioambiente: ‘Del… en Programa anual 2019. Compromis…
    La diferencia entre… en Turcón considera intolerable l…
    Directorio 15M en Denuncia a Europa: en defensa…
  • Meta

  • Categorias

  • Anuncios

El ruido de una cafetería un “calvario” según un Juzgado

En el supuesto que nos ocupa, la actuación de la acusada ha sobrepasado lo dispuesto en la normativa administrativa sobre límites de inmisiones, haciendo caso omiso a todas las advertencias establecidas en los expedientes administrativos sancionadores, para alcanzar con su actuación las formas más graves e intolerables de contaminación por ruido, justificante de la comisión de un ilícito penal y consecuentemente la imposición de la correspondiente sanción. Ha sido la gravedad del riesgo producido la nota clave para sobrepasar el principio de intervención mínima que caracteriza al derecho penal, máxime cuando el perjuicio ha recaído en la salud de las personas, que durante dos años han padecido de forma continuada unos niveles de ruido que la propia Juzgadora califica de auténtico “calvario”.RUIDOS

Sentencia del Juzgado de lo Penal nº 26 de Barcelona, de 14 de febrero de 2013 (Ponente: María Angels Falip i Ibarz, Magistrada-Juez titular)

Autora: Eva Blasco Hedo, Responsable del Área de Formación e Investigación del Centro Internacional de Estudios de Derecho Ambiental (CIEDA-CIEMAT)

Fuente: SJP CL 6/2013

Temas Clave: Delito contra el medio ambiente; Contaminación acústica; Perjuicios para la salud física y psíquica de las personas; Resultado atentatorio contra la intimidad personal y familiar; Expedientes administrativos sancionadores

Resumen:

Del resultado del acto de juicio oral, la sentencia declara probado que la acusada era la titular de la explotación de un negocio destinado a bar con licencia de restauración-bebidas, en el que instaló una minicadena, un DVD, una mesa de mezclas, un ordenador portátil y varios altavoces que emitían música durante el horario de apertura del bar, cuyo cierre tenía lugar fuera de las horas autorizadas. Por parte de la comunidad de propietarios del inmueble se presentó una queja ante el Ayuntamiento de Barcelona por los problemas de ruido causados, dando lugar a un expediente de inspección en el que se comprobó que el local disponía de equipo de música que superaba los 70 db, careciendo de limitador, por lo que se requirió a la dueña del negocio para que acondicionara el local al objeto de reducir los ruidos y las molestias. Pese a que la acusada comunica al Distrito Municipal de Sant Martí la retirada del equipo de música del local, los agentes de la Guardia Urbana comprueban que no es cierto.

Sigue leyendo

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: