• Archivos

  • Archivo por días

    julio 2012
    L M X J V S D
    « Jun   Ago »
     1
    2345678
    9101112131415
    16171819202122
    23242526272829
    3031  
    • 690,295
  • Comentarios recientes

    Sauver l'eau na… en Turcón y su presidente Honorio…
    Multa para Turcón po… en Apropiación y entubado de las…
    Saltan las alarmas c… en Los manantiales: próxima …
    ELENA en Encuentro entre senderistas
    Honorio en Barranco de Fataga, hoy i…
  • Meta

  • Categorias

Educación para la sostenibilidad

El número 73 de la Revista “Ecologista”, que edita para toda España Ecologistas en Acción, lleva por titulo la “Educación para la sostenibilidad”. En ella puedes encontrar los siguientes artículos y noticias:

  • Educación para la sostenibilidad Siete posibles caminos para cambiar el rumbo de la historia a través de la educación, por Comisión de Educación y Participación de Ecologistas en Acción de Madrid
  • Universidad, Plan Bolonia y sostenibilidad por Nerea Ramírez
  • Educación popular y territorio Romper el cerco del latifundio en América Latina, por Marta Pascual
  • Una educación para el mercado por Charo Morán y Beatriz Errea.
  • Una visión global de la crisis energética El pico del petróleo hará imposible continuar con el crecimiento, por Margarita Mediavilla
  • Límites de la energía del viento La eólica solo podría aportar un 7% de la energía primaria que consumimos, por Carlos de Castro
  • Riéndose de Bruselas… con razón Sin voluntad de cumplir las normas ambientales, por Samuel Martín-Sosa
  • Foro del Agua en Marsella por Ecologistas en Acción e Ingeniería sin Fronteras
  • Acaparamiento de tierras La venta de las tierras fértiles de los pueblos africanos los condena al hambre y la miseria, por Mª José Esteso
  • Las servidumbres y los caminos públicos por Hilario Villalvilla
  • Estaciones de esquí El oscuro futuro del deporte blanco, por Mariano Polanco
  • Eurovegas: crisis, depredación y privilegios por Plataforma Eurovegas No, Madrid
  • Nuestras cárceles y sus problemas Solo están presos los pobres, por Alicia y Emiliano
  • Prospecciones petrolíferas en Canarias Repsol perforará a 3.500 m de profundidad, por Noelia Sánchez
  • Plataforma IPBES Nueva herramienta para conservar la biodiversidad, por Laura Patricia Gavilán, Jaume Grau y Theo Oberhuber
  • Iniciativas sostenibles: Huertos Compartidos, por Santiago Cuerda
  • Conocer para proteger: Sierra de la Carrodilla (Huesca), por Plataforma Carrodilla Sostenible, Plataforma Unitaria Contra la Autopista Eléctrica Monzón-Isona, Ecologistas en Acción del Bajo Cinca
  • Hogar ecológico: Energía renovable en casa, por Andoni Romeo.

La Editorial de la revista lleva por título: Rio+20 y la economía verde
Del 20 al 22 de junio de 2012 se celebrará la Conferencia de Naciones Unidas sobre Desarrollo Sostenible en Rio de Janeiro (Brasil), más conocida como Rio+20. Esta conferencia se celebra en un momento de profunda crisis global y en medio de un ataque feroz a las condiciones de vida de las personas, esta vez en los países denominados democráticos.
Todo indica que, 20 años después de Rio 92, la situación ambiental no ha hecho más que empeorar. El declive de la energía fósil barata, el cambio climático o la pérdida de biodiversidad ofrecen un panorama que, en lo ecológico, es enormemente preocupante. Pero en las dimensiones sociales y económicas las cosas no han ido mejor. A partir del estallido de la crisis de las hipotecas hemos visto cómo el intento de regenerar las tasas de ganancia del capital a costa de recortar el gasto público y expoliar lo común que queda, está generando situaciones de grave precariedad vital para una buena parte de la población.
Este es el contexto de Rio+20, cuyo asunto central es el de la economía verde. Debajo de este término ambiguo, las instituciones oficiales, apoyadas por una buena cantidad de empresas multinacionales y sus departamentos de Responsabilidad Social Corporativa, defienden la idea de avanzar hacia una suerte de capitalismo verde. El PNUMA define la economía verde como “aquella que es baja en emisiones de carbono, eficiente en recursos, y socialmente inclusiva”. El capitalismo verde se postula como un sistema en el que los parámetros cualitativos, sociales y ecológicos pueden ser considerados espontáneamente por los numerosos capitales en competencia, desde el interior del propio sistema económico.
Sin embargo las bases que sostienen el modelo de producción capitalista (la producción al servicio del beneficio, la tendencia a la acumulación, la competencia entre capitales y la propia ley del valor capitalista) impiden acometer las transformaciones e inversiones necesarias para rediseñar urgentemente el modelo productivo y energético protegiendo a las personas.
Una verdadera economía ecológica trataría de orientar el modelo energético hacia las renovables, preguntándose a la vez cuánta energía es necesaria y para qué, invirtiendo en ello sin esperar rendimientos económicos crecientes. Trataría de reconvertir el conjunto del sistema de producción-distribución y consumo en virtud de las necesidades de todas las personas, teniendo en cuenta que no se puede presionar a la naturaleza por encima de su capacidad de renovación.
Si en el momento actual los límites biogeofísicos ya han sido superados, la necesidad de hacer decrecer el metabolismo físico en términos absolutos es obvia. Siendo conscientes de que en el planeta hay millones de personas que carecen de recursos básicos, resulta evidente que el mayor peso de la reducción lo deben soportar aquellos sectores de población que sobreconsumen y sobreproducen.
En un planeta con recursos finitos la única posibilidad de justicia es la distribución de la riqueza y el freno a una acumulación inmoral que atenta contra la propia esencia del ser humano. Y no nos encontramos ante un problema tecnológico, ni lo pueden resolver las ecuaciones de la economía capitalista, aunque se tiña de verde. Es un problema político que no pueden resolver aquellos gobiernos que en muchos casos se han convertido en el brazo administrativo-legislativo-represor que opera al dictado de los mercados y sus dueños.
Una verdadera economía verde y justa sólo podrá venir de la mano de sociedades democráticas, en el mejor sentido del término.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: