• Archivos

  • Archivo por días

    diciembre 2010
    L M X J V S D
    « Nov   Ene »
     12345
    6789101112
    13141516171819
    20212223242526
    2728293031  
    • 798.866
  • Comentarios recientes

    Jose en Diego Conde ya tiene su p…
    Presentan alegacione… en TURCÓN PRESENTA ALEGACIONES AL…
    Medioambiente: ‘Del… en Programa anual 2019. Compromis…
    La diferencia entre… en Turcón considera intolerable l…
    Directorio 15M en Denuncia a Europa: en defensa…
  • Meta

  • Categorias

EL GOBIERNO VULNERA LA CONSTITUCIÓN

Ben Magec – Ecologistas en Acción considera un despropósito que el PSOE acepte renunciar a denunciar una Ley que sabe inconstitucional.

La Federación Ben Magec – Ecologistas en Acción considera que el Gobierno de España está cometiendo una infracción grave al renunciar a presentar un recurso de inconstitucionalidad contra el nuevo Catálogo de Especies Protegidas de Canarias. Más aún, cuando el Gobierno dispone desde hace meses, en las gavetas del Ministerio de Medio Ambiente, de un recurso preparado con sobrados argumentos sobre la inconstitucionalidad de esta Ley, para elevarla al Tribunal Constitucional, y que la única razón para no haber presentado este recurso es el fruto de una negociación política con Coalición Canaria. Todo ello, teniendo en cuenta además que hasta la Unión Europea ha abierto una investigación sobre la presunta ilegalidad de esta norma, lo cual debería reforzar las dudas que el Gobierno debería albergar sobre la legitimidad de este atentado a la biodiversidad canaria.

Para Ben Magec, resulta de extrema gravedad que el mismo Gobierno que ha recurrido tan recientemente a las fuerzas militares para resolver un conflicto laboral, en cumplimiento a rajatabla de una disposición de la Constitución, ahora opte por eludir la norma suprema aludiendo a la libertad de delimitación de los contenidos de la Carta Magna. Y ello, teniendo en cuenta que sus órganos de gobierno conocen la extrema gravedad de la materia que regula la nueva Ley, que según los ecologistas “tiene implicaciones directas sobre el futuro de la planificación territorial y económica de Canarias, al eliminar la protección sobre la biodiversidad”.

Sin embargo, la Federación ecologista quiere poner de manifiesto que “aunque la gravedad de este hecho hace necesario que se denuncie públicamente, como estamos haciendo, es importante señalar que ésta no es la vía abierta contra el Catálogo en la que confiábamos, de hecho, ni siquiera teníamos esperanzas en ella pues ya son muchas las veces que el PSOE ha dado la espalda a sus principios y a la protección ambiental, y ha priorizado otro tipo de intereses completamente alejados de las palabras que se han cansado de repetir en los medios de comunicación”.

Ben Magec – Ecologistas en Acción señala que aún siguen existiendo numerosas vías jurídicas abiertas que han sido presentadas por esta Federación y por otros colectivos como ATAN, y que “la ciudadanía debe tener esperanzas en que la Ley prevalecerá, ya que afortunadamente, los poderes legislativo, ejecutivo y judicial siguen estando separados”.

Releyendo la política pesquera

Texto y foto: www.alianzasoberanialimentaria.org

¿Para quién hacemos política pesquera?

La respuesta intuitiva para cualquier político en las últimas décadas ha sido evidente, para los pescadores, y para asegurar a los ciudadanos que tengan acceso fácil al pescado.

La práctica en las últimas décadas nos muestra que, en muchas ocasiones, la respuesta hubiera sido un poco más ajustada si hubiéramos dicho que la política pesquera se ha realizado ante todo para tratar de satisfacer a la gran industria pesquera, con mejor representatividad y mayor capacidad para influir en la política que los pescadores artesanales; y en beneficio del consumidor de los países más ricos, aún a costa en ocasiones de los potenciales consumidores de otras partes del mundo.

Europa negocia su política pesquera

En cualquier caso, visto con perspectiva, las políticas realizadas han tenido algunos efectos indeseados importantes.

En primer lugar la sobrepesca y la sobrecapacidad existente –entre otros factores- ha acabado poniendo contra la espada y la pared al conjunto del sector pesquero al disminuir su rentabilidad. Incluso en aguas como las europeas, donde se han realizado políticas pesqueras activas durante décadas, un 72% de los stocks están actualmente explotados por encima de la productividad máxima sostenible, contribuyendo así a la sobrepesca y al mismo tiempo a no obtener el máximo beneficio económico. Desde el punto de vista social, el número de pescadores no ha dejado de disminuir. Algunas personas se empeñan en presentar este dato como positivo, bajo la bandera de la “modernización del sector”, pero nada más lejos de la realidad pues responde, en parte, a un abandono forzado de la profesión, al tiempo que no se ha procedido a una adaptación de la flota hacia las artes más respetuosas con el medio marino, con menores necesidades energéticas, etc.. y no se ha disminuido el poder de pesca, pues la disminución de pescadores se ha compensado –y superado – debido a los cambios tecnológicos priorizados. Como consecuencia la sobrecapacidad existente se ha agudizado. Sigue leyendo